• Aécio Neves, principal líder de la oposición brasileña.
Publicada: lunes, 2 de mayo de 2016 21:47
Actualizada: sábado, 11 de marzo de 2017 12:01

La Fiscalía de Brasil ha solicitado este lunes autorización para abrir una pesquisa contra un líder de la oposición relacionado con el escándalo en Petrobras.

La solicitud de la Fiscalía dirigida a la Corte Suprema apunta al senador Aécio Neves, líder del opositor Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) por su supuesta responsabilidad en los desvíos en la petrolera estatal Petrobras

La demanda de investigación incluye también a otros dirigentes del PMDB, partido que a finales de marzo rompió su alianza con el gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

30 de los 81 senadores de Brasil, el 37 % del total, y 148 de los 513 miembros de la Cámara de Diputados (28,8 %), son investigados o ya enfrentan procesos en el Supremo Tribunal Federal (STF) en la condición de reos”, según recoge Congreso en Foco, un portal especializado en asuntos legislativos en Brasil.

El principal partido aliado de la presidenta Dilma Rousseff, tras declarase independiente del Gobierno, se convirtió en el principal impulsor del juicio político que podría sacar del poder a la mandataria, si el Senado en unos días vota a favor del impeachment.

Entre los dirigentes del PMDB citados en la denuncia, figuran el presidente del Senado, Renán Calheiros y el vicepresidente, Michel Temer, que asumiría la jefatura del Estado en caso de que la mandataria tuviese que apartarse del poder para hacer frente a un juicio político.

La solicitud fiscal se presenta el mismo día en que se revela que, según las estadísticas de tribunales del país, una gran parte de los congresistas que impulsan la moción de censura contra Rousseff tienen “más perfil de reos que de jueces”.

“30 de los 81 senadores de Brasil, el 37 % del total, y 148 de los 513 miembros de la Cámara de Diputados (28,8 %), son investigados o ya enfrentan procesos en el Supremo Tribunal Federal (STF) en la condición de reos”, según recoge Congreso en Foco, un portal especializado en asuntos legislativos.

Desde un principio, la mandataria brasileña ha hecho hincapié en que "quien me juzga es corrupto”, en referencia a los políticos que insisten en su destitución. “Ellos son acusados, yo no tengo acusación”, recalcó.

Después de que la Cámara de Diputados diera luz verde al inicio de un proceso político contra Rousseff, ahora le toca al Senado decidir si continúa el proceso para la destitución de la presidenta.

mpv/ncl/hnb

Comentarios