• El expresidente de Bolivia Evo Morales ofrece declaraciones al poco de llegar a su lugar de asilo en la Ciudad de México, México, 12 de noviembre de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 23 de noviembre de 2019 18:20
Actualizada: sábado, 23 de noviembre de 2019 19:19

Evo Morales denuncia nuevas “persecuciones” contra dirigentes políticos y sociales por el gobierno de facto de Bolivia y exige el fin de estas medidas intimidatorias.

El presidente dimisionario de Bolivia Evo Morales, desde su asilo en México, en un tuit publicado este sábado ha pedido al gobierno autoproclamado de Bolivia: “Paren las detenciones ilegales e injustas”, denunciando la “persecución” de dirigentes de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), por ejemplo, la detención “sin pruebas” del vicepresidente de la formación, Gerardo García.

“Continúa la persecución de dirigentes. Sin pruebas ni argumentos jurídicos, arrestaron a Gerardo García, vicepresidente del MAS-IPSP, al Ejecutivo de la FUL de la UMSS, Carlos Juchani y anunciaron orden de captura contra Wilma Alanoca. Paren las detenciones ilegales e injustas”, ha agregado el exmandatario.

El Ministerio Público del gobierno autoproclamado acusó a García del presunto delito de uso indebido de bienes del Estado y la Fiscalía ordenó su arresto. Paralelamente, el organismo ordenó la aprehensión de la exministra de Culturas Wilma Alanoca y del director de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de la Información (AGETIC), Andrés Laguna.

Esto ocurre después de que el pasado 14 de noviembre, el MAS aceptó bajo tres condiciones, instalar una mesa de diálogo con el gobierno interino a fin de  pacificar el país y convocar a nuevas elecciones.

Morales, en otro tuit, ha negado las acusaciones contra su hija Evaliz sobre su supuesto “enriquecimiento ilícito”,y denuncia que son una muestra más de “la mentira y las difamaciones” del gobierno de facto, por lo que exige que presenten pruebas.

LEER MÁS: Gobierno de facto de Bolivia institucionaliza el golpe de Estado

Continúa la persecución de dirigentes. Sin pruebas ni argumentos jurídicos, arrestaron a Gerardo García, vicepresidente del MAS-IPSP, al Ejecutivo de la FUL de la UMSS, Carlos Juchani y anunciaron orden de captura contra Wilma Alanoca. Paren las detenciones ilegales e injustas”, ha señalado el exmandatario boliviano Evo Morales.

Tras la renuncia de Morales el día 10 de noviembre, la senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta interina de Bolivia y asumió el poder sin quórum legislativo, un hecho calificado por Morales del “golpe más artero y nefasto de la historia”. Sin embargo, Áñez insiste en que lo ocurrido en Bolivia fue “una revolución para recuperar la democracia” y no un golpe de Estado.

LEER MÁS: “Esto es un golpe de Estado”: Evo Morales renuncia a su cargo

Desde entonces, el país ha sido escenario de movilizaciones que exigían en un principio la renuncia del ejecutivo golpista y el regreso de Morales y, luego, unas elecciones generales y el restablecimiento del hilo constitucional.

LEER MÁS: Bolivianos protestan contra Áñez y repudian la represión militar

mrp/nii/