• El presidente de Bolivia, Evo Morales, en un acto público, Chuquisaca, 24 de mayo de 2019. (Foto: ABI)
Publicada: sábado, 25 de mayo de 2019 1:37

Evo Morales califica de vergonzosa la actitud de la derecha boliviana por sus reiterados pedidos de una intervención extranjera en los asuntos internos del país.

Piden auxilio e intervención al Gobierno de Estados Unidos. Piden en la OEA (Organización de Estados Americanos) y fracasan (...) intentan usar al Gobierno de Brasil, fracasan, ahora van al Gobierno de Colombia, qué vergüenza”, ha dicho el mandatario de Bolivia, Evo Morales, durante un acto público en el departamento de Chuquisaca (sur).

Morales también ha lamentado que la oposición sea servil ante el imperialismo y ha cuestionado que esta no haya presentado un plan que promueva el desarrollo de Bolivia en el marco de la campaña electoral para los comicios generales del próximo 20 de octubre.

Según ha señalado, en el pasado los Gobiernos administraban con políticas que venían del exterior, programas de algunas organizaciones no gubernamentales o fundaciones, y el Estado nunca tenía un plan de desarrollo.

Piden auxilio e intervención al Gobierno de Estados Unidos. Piden en la OEA (Organización de Estados Americanos) y fracasan (...) intentan usar al Gobierno de Brasil, fracasan, ahora van al Gobierno de Colombia, qué vergüenza”, ha dicho el presidente de Bolivia, Evo Morales, sobre la actitud de la oposición de su país.

 

En ese sentido, el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Víctor Borda, ha acusado a los opositores de incurrir en una “reiterada violación” de la “dignidad y soberanía” del país, al recurrir a organismos multilaterales y otros Estados con el único interés de retornar al poder.

“Eso es menospreciar nuestra capacidad, nuestra dignidad como bolivianos ¿Acaso no somos suficientemente capaces de resolver nuestros problemas? ¿Qué país sudamericano apeló a otro país para resolver sus problemas internos?”, ha dicho Borda ante la prensa.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) habilitó la candidatura de Morales para las elecciones de octubre próximo sustentado en un fallo constitucional que en 2017 declaró legítima la repostulación de autoridades nacionales y subnacionales en sujeción a tratados internacionales en materia de derechos humanos y reconocidos por la Constitución Política del Estado.

El TSE reconoció el derecho a la reelección en virtud del artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, artículo al que otros presidentes latinoamericanos apelaron también para buscar un nuevo mandato.

Los opositores han acudido en múltiples ocasiones a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se pronuncie sobre la posible reelección de Morales y confían en frenar su candidatura desde esta instancia.

La derecha boliviana demanda, asimismo, que se respeten los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, contrario a la nueva postulación de Morales en las elecciones de 2019. No obstante, un fallo constitucional reconoció el año pasado el derecho de Morales a buscar otro mandato.

lvs/ctl/fdd/mkh

Comentarios