• El presidente de Bolivia, Evo Morales, en una reunión en Moscú, capital rusa, 14 de junio de 2018.
Publicada: sábado, 16 de junio de 2018 14:36
Actualizada: domingo, 17 de junio de 2018 2:18

El presidente de Bolivia invita a Chile a recurrir a ‘la vía diplomática’ para resolver la demanda de Santiago por el uso de las aguas del manantial Silala.

“Nuestro gran deseo: ojalá podamos ir resolviendo vía diplomática”, indicó el viernes el presidente de Bolivia, Evo Morales, tras llegar a la ciudad neerlandesa de La Haya para reunirse con el equipo jurídico nacional e internacional y abordar la demanda de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“Quiero que sepa el pueblo y el gobierno chileno, estamos hablando de agua; para Naciones Unidas (el) agua es un derecho humano fundamental”, agregó.

Sin embargo sostuvo que, como hay una demanda de Chile, Bolivia está preparada para responder, aprovechando lo aprendido en el tema del mar y anunció que responderá porque Bolivia está con la verdad y la razón.

Nuestro gran deseo: ojalá podamos ir resolviendo vía diplomática”, indicó el presidente de Bolivia, Evo Morales, en relación a la demanda de Chile a la Corte Internacional de Justicia por el uso de las aguas del río Silala.

El presidente de Bolivia, Evo Morales (centro dcha), y el equipo jurídico se reúnen en La Haya para revisar el avance de la defensa de las aguas del río Silala, 16 de junio de 2018.

 

Morales se encuentra en La Haya para reunirse con el equipo jurídico, integrado por expertos nacionales e internacional, para evaluar primero los alegatos orales sobre la demanda contra Chile por una salida al mar y, segundo, para revisar los avances de la elaboración de la contramemoria de Bolivia sobre la propiedad de las aguas del manantial Silala, que debe ser presentada ante la CIJ.

Chile se adelantó a Bolivia en junio de 2016 interponiendo una demanda ante La Haya por el uso de las aguas del río Silala, considerando que se trata de un curso internacional de aguas que debe ser compartido.

Mientras tanto, Bolivia sostiene que las aguas del Silala pasan a territorio chileno porque fueron desviadas artificialmente hace más de cien años, por lo que afirma que no es un río internacional, sino un conjunto de manantiales.

La demanda por las aguas de Silala se suma a otro diferendo entre los dos vecinos sobre una salida soberana al océano Pacífico de Bolivia, salida que perdió en una guerra a fines del siglo XIX.

tmv/rba/nii/

Comentarios