• El ministro israelí de vivienda, Yoav Galant.
Publicada: sábado, 12 de mayo de 2018 17:19

El ministro israelí de vivienda, Yoav Galant, ha señalado que Israel debe ‘acabar’ con lo que calificó de ‘atrincheramiento de Irán’ en Siria y, celebrando que actualmente se les ha presentado una buena ‘oportunidad’ para hacerlo, y aduce que no la deben dejar pasar.

“Ahora que tenemos la oportunidad, necesitamos actuar con rapidez y acabar con cualquier huella de atrincheramiento iraní en Siria. Pondremos al genio iraní de vuelta en la botella”, ha indicado Galant en un acto público celebrado este sábado en Tel Aviv e insiste en que no desaprovecharán la oportunidad de expulsar a Irán de Siria.

Repitiendo las acusaciones infundadas sobre las actividades del país persa en la región del oeste de Asia —conocida como el Oriente Medio— Galant, exgeneral del ejército israelí, ha calificado a Irán de “nación imperialista” que se ha expandido por Yemen, Irak, Siria y El Líbano.

Como si estuviera hablando del plan sionista de crear un Israel que cubra desde el Nilo hasta Éufrates, el funcionario israelí ha acusado a Teherán de planear la creación de “un eje desde el Golfo Pérsico hasta el Mediterráneo para rodearnos y crear una guerra de desgaste entre nosotros y los árabes”.

Ahora que tenemos la oportunidad, necesitamos actuar con rapidez y acabar con cualquier huella de atrincheramiento iraní en Siria. Pondremos al genio iraní de vuelta en la botella”, acucia el ministro israelí de vivienda, Yoav Galan.

 

Al contrario que Israel, Irán insiste en respectar la soberanía de los otros países. El régimen de Tel Aviv ve a Irán como un obstáculo serio para alcanzar sus planes de crear el llamado gran Israel. El ministro de energía del régimen israelí, Yuval Steinitz, incluso amenazó el pasado lunes con asesinar al presidente de Siria, Bashar al-Asad, y acabar con su Gobierno, si este no ponía fin a sus relaciones con Irán.

Teherán, por su parte, rechaza las acusaciones de Israel sobre sus supuestas intensiones bélicas, y recalca que su presencia en suelo sirio se limita a asesores militares que ofrecen al Ejército del país árabe entrenamiento y capacitación militar en su lucha contra los grupos terroristas, como EIIL (Daesh, en árabe) y facciones afines a Al-Qaeda. Asimismo, denuncia que los ataques israelíes contra el suelo sirio revelan la naturaleza “hegemonista” del régimen de Tel Aviv.

Desde el inicio de la crisis siria en 2011, los ataques aéreos israelíes contra objetivos en Siria han aumentado. Las autoridades sirias, de hecho, acusan a Israel de apoyar a todos los niveles a los terroristas y advierten de las “peligrosas repercusiones” de sus agresiones.

ask/rba/nii