• Riad: Misiles yemeníes golpearon el núcleo de la economía mundial
Publicada: martes, 24 de noviembre de 2020 1:50
Actualizada: martes, 24 de noviembre de 2020 19:14

Arabia Saudí admite que sus instalaciones petroleras fueron alcanzadas por un misil yemení, al decir que Ansarolá apuntó contra “el núcleo de la economía global”.

El régimen de Riad reconoció el impacto de un misil lanzado este lunes de mañana por el movimiento popular yemení Ansarolá, contra una estación de distribución de la petrolera estatal Aramco, en la ciudad de Yida, en el oeste de Arabia Saudí.

En un comunicado emitido por la agencia oficial saudí de noticia SPA, el vocero de la coalición militar liderada por Riad en la guerra contra Yemen, Turki al-Malki, señaló que el ataque con misiles no solo “apuntó contra los activos nacionales del reino, sino también contra el núcleo de la economía global y sus rutas de suministro, así como la seguridad de la energía global”.

En sus declaraciones del lunes, Turki al-Malki recordó que el lanzamiento de misiles yemeníes fue “una continuación” de los anteriores ataques de represalia contra las instalaciones petroleras en Abqaiq y Khurais.

Sus comentarios se produjeron después de que el Ministerio de Energía del reino árabe corroborara el ataque con misiles yemeníes contra la instalación petrolera de Aramco.

El ataque fue anunciado por el portavoz del Ejército de Yemen, el teniente general Yahya Sari, quien informó del lanzamiento de un misil Quds 2, de fabricación propia, contra el territorio saudí en represalia por los bombardeos saudíes.

“Esta operación cualitativa es una respuesta al continuado asedio y a la agresión [contra Yemen de Arabia Saudí y sus aliados] y cumple la promesa de las Fuerzas Armadas de poner en marcha operaciones a gran escala en pleno corazón de Arabia Saudí”, indicó Sari en un tuit.

 

Las fuerzas yemeníes han atacado en varias ocasiones con misiles y drones la petrolera saudí Aramco, empresa que controla el pulso económico de la monarquía árabe, y advierten a los saudíes de más ataques si no pone fin a sus agresiones.

En septiembre de 2019, las fuerzas armadas yemeníes atacaron instalaciones petroleras vitales ubicadas en el este de Arabia Saudí.

Los ataques provocaron “una suspensión temporal de la producción en las plantas de Abqaiq y Khurais”. Condujo a la interrupción de aproximadamente 5,7 millones de barriles de crudo, o alrededor del 50 por ciento de la producción total.

mjs/ncl/hnb