• Yemen ataca con drones al corazón del petróleo saudí, Aramco
Publicada: viernes, 21 de febrero de 2020 16:48
Actualizada: viernes, 21 de febrero de 2020 21:53

El Ejército yemení vuelve a atacar con misiles y drones la petrolera saudí Aramco en represalia por crímenes de la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, Yahya Sari, ha detallado que el ataque se realizó en la madrugada de este viernes cuando lanzaron dos misiles táctico modelo Quds, doce aviones no tripulados (drones) tipo Samad-3, y un misil de medio alcance modelo Zolfaqar, todo de fabricación propia.

Los misiles y aviones teledirigidos yemeníes tenían como objetivo la estatal petrolera saudí Aramco, así como otros “blancos sensibles” y un terminal petrolero cerca de la ciudad saudí de Yanbu, en el oeste del reino árabe y la costa del mar Rojo.

El vocero castrense, citado por la televisión por satélite yemení Al Masirah, ha asegurado que todos los proyectiles “dieron con precisión” al objetivo marcado.

Sari, al bautizar el ataque como la “tercera operación de disuasión”, ha subrayado el “legítimo” derecho de su país a responder a los crímenes y bombardeos que comete el régimen saudí y sus aliados en la guerra contra Yemen, comenzada en marzo de 2015.

 

El ataque con misiles viene después de que el Ministerio de Sanidad yemení reportara que unas 35 personas, incluidos 26 niños, murieron en los bombardeos saudíes del pasado 15 de febrero en la provincia de Al-Yauf, norte de Yemen y fronteriza con Arabia Saudí.

Advertimos al régimen saudí de que en caso de continuar sus agresiones y el asedio de nuestro país, sufrirán certeros y dolorosos golpes”, ha recalcado el portavoz de las Fuerzas Armadas yemeníes.

Desde el comienzo de la ilegal campaña de bombardeos saudíes contra Yemen con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, las instalaciones petroleras saudíes se han convertido en un objetivo de misiles yemeníes.

El 14 de septiembre de 2019, el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, atacó con 10 aviones no tripulados dos instalaciones petrolíferas de la petrolera estatal Aramco y provocó la suspensión del 50 % de la producción del mayor suministrador de petróleo del mundo.

El nuevo ataque yemení contra Aramco se produjo mientras el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, se encuentra de visita oficial en el reino árabe para reafirmar el apoyo de Washington a Riad en su guerra contra Yemen.

Por su parte, las autoridades saudíes corroboraron el lanzamiento de los misiles, y aseguraron que los habían interceptado.

mjs/lvs/mrz/mrg

Comentarios