• El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, en un evento deportivo en Diriyah, 7 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 10 de febrero de 2020 10:44
Actualizada: lunes, 10 de febrero de 2020 23:31

El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, podrían reunirse en un futuro cercano.

Fuentes diplomáticas árabes de alto rango dicen que Bin Salman podría entrevistarse con Netanyahu al margen de una posible cumbre en El Cairo, capital egipcia, en momentos de alta tensión en Asia Occidental debido al anuncio del polémico ‘acuerdo de siglo’ por el presidente de EE.UU., Donald Trump, según informó el domingo The Jewish News Syndicate (JNS).

JNS, citando fuentes árabes, reveló que en los últimos meses el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y su equipo había estado mediando entre representantes del régimen de Tel Aviv y la monarquía árabe para organizar dicha cita.

“En los últimos días ha habido conversaciones muy intensas entre Washington, Israel, Egipto y Arabia Saudí para organizar una cumbre en El Cairo en las próximas semanas, incluso antes de las elecciones en Israel”, que se celebran el 2 de marzo, según una de las fuentes árabes.

Además del anfitrión, es decir, Egipto, asistirán a la cumbre Estados Unidos, Israel, Arabia Saudí, y líderes de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Sudán, Baréin y Omán, precisó.

De acuerdo con el informe, el rey jordano, Abdulá II, rechazó una invitación para asistir a la cumbre. El monarca jordano quería incluir al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Un alto funcionario palestino confirmó el informe en declaraciones a Israel Hayom señalando que probablemente la Autoridad Palestina rechace cualquier invitación, ya que está decidida a boicotear a Washington y congelar las relaciones diplomáticas con el régimen israelí.

El funcionario palestino dijo que EE.UU. amenazó con que “esta sería probablemente la última oportunidad de Abás y de los palestinos para bajarse del burro y participar en los movimientos diplomáticos [sobre el acuerdo del siglo] que se desarrollan en la región”.

El polémico “acuerdo del siglo” de EE.UU. es una iniciativa que ignora todos los derechos de los palestinos, incluido su derecho a formar un Estado con Al-Quds (Jerusalén) como capital. De concretarse, esta ciudad pasaría a ser la capital de Israel, y ese régimen obtendría, además, la soberanía sobre el Valle del Jordán y los ilegales asentamientos en la Cisjordania ocupada.

Esta iniciativa anti-Palestina ha desatado una ola de protestas en todos los territorios ocupados por Israel. El propio Abás aseguró que el acuerdo de “conspiración” de EE.UU. acabará “en el basurero de la historia”, recordando, como ya hiciera en ocasiones anteriores, que Al-Quds “no está a la venta”.

ftn/mkh/nii/

Comentarios