• ‘Medios israelíes buscan exculpar a Bin Salman en caso Khashoggi’
Publicada: martes, 23 de octubre de 2018 19:10
Actualizada: martes, 23 de octubre de 2018 19:40

No se puede esperar nada de la comunidad internacional en lo tocante a las investigaciones sobre el asesinato del periodista saudí, dice un analista.

Desde Cádiz (España), el analista político Juan Luis González Pérez ha concedido este martes una entrevista a HispanTV en la que ha compartido su parecer acerca del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

A juicio de González Pérez, las experiencias anteriores nos manifiestan que poco se puede esperar de la comunidad internacional en lo que respecta a las investigaciones en torno al asesinato de Khashoggi.  

En su análisis, ha hecho referencia al conflicto que existe entre los países por independizar sus monedas del dólar estadounidense y también ha aludido a la unión que hay entre Arabia Saudí y Estados Unidos, enfatizando el esfuerzo que está haciendo el “rey saudí para que el Occidente pueda seguir haciendo negocios con los Al Saud sin ningún tipo de problema”.

Por otro lado, el experto ha hablado de la imagen negativa del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, y ha indicado que los medios, en particular los israelíes, “desde el primer día están intentando exculpar a su amigo Bin Salman de todo lo sucedido y eso lo están haciendo porque saben que es el principal sospechoso”.

 

Además, según González Pérez, existen otras fuentes que afirman que la propia cabeza de Khashoggi fue llevada ante Bin Salman y que, incluso, le descuartizaron cuando aun estaba con vida en castigo por lo que había escrito en los medios internacionales sobre el reino saudí.

Pese a las críticas de todo el mundo sobre el asesinato del periodista disidente saudí, el sábado el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró que consideraba “creíble” la explicación de los saudíes sobre lo ocurrido al columnista de The Washington Post y alabó la figura de Bin Salman al decir que no tenía dudas de que era un individuo que realmente amaba a su país.

Asimismo, aunque Trump había amenazado el pasado jueves con sanciones “severas” al Gobierno de Riad por la muerte del periodista, más tarde anunció que no cancelaría las ventas de armas para castigar a la monarquía de los Al Saud.

Aunque la monarquía saudí intenta por todos los medios eximir de toda culpa al príncipe saudí, cada vez salen más informes que confirman que Bin Salman ordenó el asesinato del periodista opositor.

Bin Salman, considerado el principal patrocinador de la agresión de Arabia Saudí a Yemen, una contienda que ha causado la muerte de miles de personas, así como una crisis humanitaria, también estuvo involucrado en el “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri, en 2017.

Fuente: HispanTV Noticias

nlr/anz/mjs/rba

Comentarios