• El Occidente solo critica a Riad por Khashoggi, no lo castiga
Publicada: sábado, 20 de octubre de 2018 14:19
Actualizada: domingo, 21 de octubre de 2018 4:04

El Occidente critica a Arabia Saudí por el asesinato de Khashoggi, pero no hace nada concreto para castigar a Riad, opina una analista internacional.

“Hay muchas críticas por parte de la Unión Europea (UE) y los senadores republicanos y demócratas estadounidenses, pero no se ve que haya ninguna reacción concreta”, ha precisado este sábado Iñaki Urrestarazu, analista internacional, en una entrevista concedida a HispanTV.

La Fiscalía General de Arabia Saudí ha asegurado la madrugada de este sábado que los resultados preliminares de su investigación sobre la polémica desaparición del periodista Jamal Khashoggi muestran que murió en el consulado saudí en Estambul (Turquía) “después de una pelea con personas con las que se encontró allí”, según un comunicado citado por medios estatales.

Khashoggi, acérrimo crítico del régimen saudí, desapareció el pasado 2 de octubre dentro del consulado saudí en Estambul. La Policía turca dice tener pruebas de que un “equipo” de oficiales saudíes entró al edificio consular, mató a Khashoggi, lo descuartizó en siete minutos y trasladó sus miembros a suelo árabe.

Hay muchas críticas por parte de la Unión Europea (UE) y los senadores republicanos y demócratas estadounidenses, pero no se ve que haya ninguna reacción concreta” sobre el caso de Khashoggi, dice Iñaki Urrestarazu, analista internacional, en una entrevista con HispanTV.

Una vez comunicada la postura oficial de Riad sobre Khashoggi, es decir, que habría muerto en una pelea, el presidente de EEUU, Donald Trump, calificó de ‘creíble’ la versión saudí sobre la muerte del periodista.

“El propio Trump también ha tenido una evolución curiosa dentro de sus posicionamientos sobre el caso de Khashoggi”, explica al respecto Urrestarazu.

A juicio del analista, el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, está directamente relacionado con el acto criminal perpetrado en el consulado en Estambul. “De los 15 funcionarios, siete por lo menos eran allegados directos de Bin Salman que han participado en muchos viajes con él”, dice el analista sobre los 15 saudíes sospechosos de haber asesinado a Khashoggi.

“Arabia Saudí es un país dictador, represor e intolerante totalmente con su oposición”, denuncia el experto.

Desde que ha reconocido la muerte de Khashoggi e incluso antes, Riad, en particular su principal heredero, enfrenta críticas furibundas de los medios de comunicación, de políticos y activistas de los derechos humanos, pues, en un primer momento, se encastilló en la negación de los hechos, Khashoggi —decían— había abandonado el consulado saudí.

El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, según las fuentes, está reconsiderando los poderes que ha otorgado a su príncipe heredero, pues, además de en este espeluznante caso, también ha desempeñado un papel fundamental en la inhumana guerra contra Yemen y en el inopinado “secuestro” del premier de El Líbano Saad Hariri.

Según reportó el lunes el Centro Legal para Derechos y Desarrollo de Yemen, los bombardeos de Arabia Saudí y sus aliados en Yemen se han cobrado la vida de 15 185 yemeníes, entre ellos, 3527 niños y 2277 mujeres.

Arabia Saudí inició en 2015 una campaña militar contra Yemen con el fin de restaurar en el poder al expresidente prófugo Abdu Rabu Mansur Hadi y hacer frente al movimiento popular yemení Ansarolá, que goza del apoyo del pueblo.

Fuente: HispanTV Noticias

alg/rba/nii/

Comentarios