• Soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desplegados en Afganistán.
Publicada: viernes, 6 de octubre de 2017 16:27
Actualizada: sábado, 7 de octubre de 2017 3:43

EE.UU. tiene planeado desplegar más de 3000 militares adicionales en Afganistán y pide a la OTAN que aporte otros 1000 efectivos para contribuir a dicha misión.

La nueva embajadora de EE.UU. ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Kay Bailey Hutchison, informó ayer jueves en Bruselas (Bélgica) la decisión de Washington de enviar unos 3000 efectivos suplementarios estadounidenses al territorio afgano, so pretexto de aumentar la capacidad de las fuerzas de seguridad de Afganistán.

La funcionaria indicó que la Administración estadounidense hará “peticiones específicas” a sus aliados en la Alianza Atlántica, entre ellos España, “en las próximas dos semanas” para pedirles un refuerzo de efectivos en Afganistán.

Asegurando que el refuerzo militar para Afganistán pueda hacerse “lo más rápido posible” ha elogiado la nueva estrategia del presidente estadounidense, Donald Trump, para Afganistán, que incluye el despliegue de 4000 fuerzas adicionales en el país asiático y según precisó Hutchison “intenta demostrar a los talibanes que no van a ganar”. El grupo armado ya había amenazado que Afganistán se convertirá en un cementerio de EE.UU.

La nueva estrategia tiene una gran oportunidad de tener éxito. (…) En seis o siete años los afganos serán más capaces de defenderse y de mantener su defensa sin la ayuda externa. En este plazo habrá más estabilidad y necesitaremos menos asesores”, explicó Kay Bailey Hutchison, la representante de EE.UU. ante la OTAN.

 

“La nueva estrategia tiene una gran oportunidad de tener éxito. (…) En seis o siete años los afganos serán más capaces de defenderse y de mantener su defensa sin la ayuda externa. En este plazo habrá más estabilidad y necesitaremos menos asesores”, explicó la exsenadora estadounidense.

Además, urgió a los 29 Estados miembros de la OTAN que contribuyan a “más financiación común” en las operaciones en Afganistán, “porque es una amenaza para todos”.

Los ministros de Defensa del organismo se reunirán los próximos 8 y 9 de noviembre en Bruselas para abordar en forma más precisa sus contribuciones.

En 2001, Washington y sus aliados invadieron Afganistán en el marco de la llamada “guerra contra el terrorismo”, no obstante, el país sufre de muchos problemas de seguridad. El incremento de la cifra de militares podría empeorar la situación, ya que el número total de civiles muertos y heridos se ha elevado cada año. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para mediados de 2017 hubo 1662 civiles muertos y 3581 heridos. 

Por otro lado, según las estimaciones de las instituciones estadounidenses, las fuerzas afganas, apoyadas por los militares de EE.UU. hace más de 16 años, controlan menos del 60 % de Afganistán, mientras que el resto del país está en disputa o bajo el control de los insurgentes.

msm/ktg/zss/hnb

Comentarios