• Militares saudíes en un campo de aviación en la provincia de Marib, Yemen, 22 de enero de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 10 de junio de 2021 9:57

Mientras unos reportes informan de avances en los diálogos entre Omán y Yemen, otros avisan de intentos de EE.UU. para legitimar su presencia en territorio yemení.

Las declaraciones del Consejo Político Supremo de Yemen y un mensaje del sultán de Omán, Haitham bin Tarek, dirigido a Arabia Saudí, muestran que las conversaciones, mantenidas durante la visita de cinco días de la delegación omaní a Yemen, han logrado un avance “significativo”.

Al respecto, el diario libanés Al-Ajbar ha informado este jueves, citando varias fuentes políticas, que la delegación de Omán. encabezada por el movimiento popular Ansarolá, fue testigo de “grandes avances” en el tema de la reapertura del aeropuerto de Saná (capital yemení) y el levantamiento de las restricciones en la ciudad portuaria de Al-Hudaida (oeste).

Las propuestas fueron interactuadas positivamente entre ambos lados. Estas ideas no dañan la soberanía de Yemen y no privan al pueblo yemení de sus derechos legítimos”, ha indicado la fuente, citando un comunicado del Consejo Político Supremo yemení.

No obstante, la fuente ha subrayado que sigue prevaleciendo un estado de ambigüedad en las referidas conversaciones, debido a las condiciones del lado estadounidense.

En este sentido, Al-Ajbar explica que la delegación estadounidense insiste en que los diálogos no deben ir más allá de las fronteras controladas por el Ejército yemení y los comités populares; lo cual puede ser calificado como una nueva “maniobra” y un “intento fallido” de legitimar la presencia de fuerzas extranjeras en aguas y territorios de Yemen, “EE.UU. está tratando de lograr esto a través de un mediador omaní que tiene fuertes vínculos con Yemen, indica.

 

El diario libanés señala también que la condición de Washington busca proteger el dominio del gobierno del expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, sobre las provincias del sur y las costas occidental y oriental de Yemen. En este marco, destaca que, de hecho, el gobierno dimitido prácticamente no tiene presencia en Yemen, “son Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) los que han dividido el territorio yemení durante años”, puntualiza.

Un político yemení, Yamal Amer, ha remarcado que los países de la coalición de agresión saudí contra Yemen están tratando de “legitimar” la ocupación de las provincias y áreas estratégicas de Yemen, “esto solo ocurrirá cuando el país esté fragmentado, débil, devastado por la guerra o bajo el control de las hegemonías”, asevera.

El viernes, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, mantuvo una conversación telefónica con el ministro de Asunto Exteriores de Omán Badr bin Hamad Bin Hamood Albusaidi, sobre la guerra en desarrollo en Yemen.

Un día después, Omán envió una delegación a Yemen, que fue recibida por Muhamad Ali al-Houthi, miembro del Comité Supremo Revolucionario yemení, y el jefe negociador del Gobierno de Salvación Nacional yemení. Al-Houthi subrayó que la delegación busca evaluar la situación en el territorio yemení, basada en el principio de buena vecindad y los intereses mutuos.

sar/ncl/hnb