• Un edificio impactado por ataque de cazas saudíes en Saná, capital de Yemen. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 7 de mayo de 2021 21:12
Actualizada: sábado, 8 de mayo de 2021 1:01

Al menos siete civiles han muerto en un bombardeo realizado por aviones de guerra de Arabia Saudí en la provincia de Marib, situada en el centro-oeste de Yemen.

Medios yemeníes han informado este viernes de una renovada agresión de los aviones de guerra de Arabia Saudí contra la ciudad de Mayzar, ubicada en el norte de Marib, que ha dejado siete civiles muertos y otros tres heridos.

El ataque impactó contra una multitud que se preparaban para realizar una manifestación con ocasión del Día Mundial de Al-Quds a fin de expresar su solidaridad con el pueblo palestino y en contra de la ocupación israelí.

Yemeníes se solidarizan con el oprimido pueblo palestino

Además de Marib, varias otras provincias yemeníes han sido esta jornada escenario de manifestaciones en pro del pueblo palestino ante la brutalidad sistemática de Israel.

Mediante un comunicado, emitido al final de las protestas, los yemeníes han reafirmado que seguirán apoyando al pueblo yemení, y han pedido a las naciones árabes adoptar la misma postura.

 

“Además de expresar nuestro respaldo a la Resistencia palestina, invitamos a El Líbano, Irak y las facciones palestinas a unirse para hacer frente al régimen de ocupación de Israel”, se lee en la nota, que llama también a un boicot contra Israel y Estados Unidos.

De hecho, Saná denuncia el papel desestabilizador de Washington y su aliado histórico, el régimen de Tel Aviv, en la región de Asia Occidental, incluido Yemen.

Las autoridades yemeníes alertan, en concreto, del apoyo de dichas partes a la campaña de agresión y bloqueo de Arabia Saudí y sus aliados, la cual ha sumergido a Yemen en una situación catastrófica, dejando en este país miles de muertos entre los civiles y destruyendo la infraestructura, entre otras consecuencias.

El líder del movimiento popular de Yemen, Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, denunció en su día que Washington y el régimen de Tel Aviv recurrieron a los Al Saud y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) para iniciar una guerra contra Yemen, pues trataban de “evitar un enfrentamiento directo y eludir sus consecuencias y costos”.

tqi/ctl/rba