• Fuerzas saudíes en una base en el sur de Yemen.
Publicada: lunes, 20 de abril de 2020 14:53

Arabia Saudí está jugando con la tregua unilateral establecida en Yemen para comprar tiempo y prepararse para una nueva escalada militar, alerta Ansarolá.

Arabia Saudí se agazapa detrás del alto el fuego para lograr ganancias militares”, ha aseverado Ali al-Emad, miembro del movimiento popular yemení Ansarolá en un comunicado publicado este lunes por el portal libanés Al-Ahed.

Al respecto, ha señalado que durante la “supuesta tregua”, los saudíes abrieron cuatro frentes en Marib (noroeste de Yemen) y Al-Yawf (noroeste), Taiz (suroeste) y Al-Bayda (sur), y actualmente se está preparando para nuevos combates en la región de Mukayris, sita en Al Bayda.

Esto mientras, el Ejército yemení ha cosechado victorias significativas en Marib y la región montañosa de Nihm (una zona entre Al-Yawf y Marib), según ha subrayado el responsable de Ansarolá. “Después de estos logros, las fuerzas invasoras saudíes usaron sus medios de comunicación, e incluso enviaron diplomáticos y mediadores para intervenir y de este modo, detener el avance del Ejército yemení”, ha aducido.

Al-Emad ha confirmado que se había realizado una ronda de diálogos sin precedentes con todos los miembros de Ansarolá, y, a su vez, el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, se reunió con el líder del movimiento popular, Abdulmalik al-Houthi, quien ofreció nuevamente una propuesta que, en lugar de ser un plan unilateral, garantizaba los intereses de ambas partes.

 

Las negociaciones no existen en realidad, ha indicado Al-Emad, insistiendo en que el alto el fuego debe ser implementado completamente y el asedio impuesto a Yemen debe ser levantado para poder emprender las próximas negociaciones.

Arabia Saudí no es capaz de tomar decisiones y sus decisiones dependen de las grandes potencias, como Estados Unidos, que al ver signos positivos en cualquier negociación bilateral, opta por vender armas e involucrar a la región en la guerra contra el Eje de Resistencia”, ha advertido.

A su juicio, Estados Unidos quiere que Riad sea al frente de su guerra contra el Eje de la Resistencia y los pueblos árabes e islámicos.

Las repetidas violaciones del reino árabe a las varias treguas, han puesto en entredicho su verdadera intensión. Ansarolá ha advertido de que la iniciativa es un ardid de Riad para fortalecer su postura internacional y dar tiempo a las tropas saudíes para reforzarse, tras las recientes victorias de las fuerzas yemeníes.

msm/ctl/nlr/mjs