• Un barco en las aguas del mar Rojo cerca del puerto yemeno Saleef, 13 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 19 de noviembre de 2019 8:51

El movimiento popular Ansarolá incautó el lunes tres embarcaciones por entrar sin permiso en las aguas territoriales de Yemen en el mar Rojo.

La Guardia Costera de Yemen confiscó tres embarcaciones, una de nombre Rabigh 3 con bandera saudí, que habían entrado en aguas territoriales yemeníes sin previo aviso, reseña un comunicado del movimiento yemení Ansarolá. 

De acuerdo con la nota, la Guardia Costera asegura que las tripulaciones de los barcos capturados  —cuyo origen de dos se desconoce, excepto del tercero, Rabigh 3— al principio no respondieron a sus llamadas.

“La falta de respuesta de la tripulación de los barcos incautados es un claro desafío a todas las leyes marítimas internacionales y una violación de la soberanía yemení”, reza la nota citada por la televisión por satélite yemení Al Masirah.

LEER MÁS: Riad ha robado 120 millones de barriles de petróleo yemení

De acuerdo con la fuente, los barcos incautados fueron trasladados al puerto de Saleef, en la provincia yemení de Al-Hudayda (oeste), y se han llevado a cabo procedimientos legales en el marco de violaciones de la ley marítima.

La falta de respuesta de la tripulación de los barcos incautados (en el mar Rojo) es un claro desafío a todas las leyes marítimas internacionales y una violación de la soberanía yemení”, reza el comunicado del movimiento popular yemení Ansarolá.

 

De acuerdo con un informe de la agencia oficial de noticias saudí SPA, el portavoz del Ejército de Arabia Saudí, el coronel Turki al-Maliki, dijo el domingo en una conferencia de prensa que el Rabigh 3 fue confiscado cuando remolcaba una plataforma de perforación surcoreana en el sur del mar Rojo.

A su vez, Kim In-chul, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, ha dicho este martes que dos surcoreanos se encontraban entre la tripulación de los barcos confiscados. “Los ciudadanos de Corea del Sur en los barcos cautivos están seguros y bien de salud y sus familias han sido notificadas”, precisa el vocero.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados llevan a cabo una campaña de bombardeos contra Yemen para restaurar en el poder al fugitivo expresidente de este país, Abdu Rabu Mansur Hadi. Esta guerra ha dejado más de 100 000 muertos, según el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés).

LEER MÁS: ONU: Un niño muere cada 11 minutos en Yemen por la agresión saudí

ftn/ncl/alg/mkh

Comentarios