• Desplazados yemeníes reciben alimentos en la ciudad portuaria de Al-Hudayda, 9 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 15 de agosto de 2019 9:51

Yemen ha perdido más de 36 000 millones de dólares en exportaciones debido a los ataques y el bloqueo que mantiene Arabia Saudí desde 2015 sobre su vecino sureño.

Estimaciones preliminares indican que Yemen ha dejado de percibir unos 36 285 millones de dólares por exportaciones en los últimos cuatro años, marcados por la agresión y el bloqueo de Riad y sus aliados, ha revelado un informe del Departamento de Comercio Exterior de Exportaciones del Ministerio yemení de Comercio, Industria y Turismo.

La publicación, recogida este jueves por la televisión local Al Masirah, destaca que la agresión saudí iniciada el 26 de marzo de 2015 y seguida por un férreo cerco han paralizado “por completo” la economía, la agricultura y las actividades comerciales de Yemen, además de suspender las exportaciones e importaciones incluso de alimentos y medicamentos para el país más pobre del mundo árabe.

Los daños que ha sufrido la económica yemení, conforme el reporte, tienen sus raíces en las interrupciones registradas en las exportaciones del petróleo y del gas yemeníes, la paralización de los ingresos y de las operaciones bancarias a nivel internacional, así como la disminución de las remesas en moneda extranjera y el agotamiento de las reservas de efectivo en el Banco Central de Yemen, ha explicado.

LEER MÁS: Yemen perdió $1000 millones por caída de petróleo en 2014

LEER MÁS: Yemen: Tres años de masacre y 28 millones de vidas en peligro

El informe destaca que, a los mencionados daños, se suman el cierre de las organizaciones internacionales de acreditación en Yemen —se desenvuelven en diversos contextos comerciales— la suspensión de sus proyectos del desarrollo y el cierre de las embajadas, misiones y consultados, entre otros, en este país árabe.

 

Los bombardeos y el cerco saudíes, que apuntan contra más de 27 millones de civiles, también han reducido notablemente el comercio marítimo extranjero, ha denunciado.

Riad y sus aliados empezaron una guerra contra Yemen, con el propósito de restaurar en el poder a Abdu Rabu Mansur Hadi —un estrecho aliado de Riad que apoya la intervención militar en su país— y derrocar al movimiento popular yemení Ansarolá, que forma parte del Gobierno de Salvación Nacional del país. Sin embargo, tras más de cuatro años de agresión, no han logrado cumplir con este objetivo, a pesar del apoyo incondicional de EE.UU. y sus aliados.

La incapacidad ante las fuerzas de Ansarolá también ha obligado a países occidentales reconsiderar lazos con Riad, que se ha negado en los últimos años a aceptar cualquier mediación política para poner fin al conflicto.

LEER MÁS: Misil balístico yemení mata a decenas soldados saudíes en Najran

LEER MÁS: Yemen promete quitarles el sueño a los agresores saudíes

Los saudíes se ilusionaban con una victoria ante Ansarolá en esta guerra subsidiaria, un anhelo que supuso para Riad, una victoria ante Irán y poner fin así a los que consideraban “la influencia chií” en la región, según estimó en julio el diario Al-Quds Al-Arabi, con sede en el Reino Unido.

ask/ncl/hnb

Comentarios