• Combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá lanzan un misil balístico contra Arabia Saudí, 25 de marzo de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 31 de enero de 2019 9:55

El Gobierno yemení amenazó con “abrir el infierno” a Arabia Saudí, si la coalición que dirige no respeta el cese el fuego en la ciudad de Al-Hudayda.

“La situación de la ciudad de Al-Hudayda no es fácil. Los agresores saudíes y sus mercenarios o deben aceptar la paz y respetar la aplicación total del Acuerdo suscrito en Estocolmo (la capital sueca) o deben esperar el infierno”, advirtió el miércoles el presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi, en una serie de mensajes en Twitter.

En otro de sus tuits, Al-Houthi afirmó que el movimiento popular yemení Ansarolá ya había expresado su disposición a Patrick Cammaert, jefe de la misión de observadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de sumarse al alto el fuego con el fin de reducir el sufrimiento de los civiles en Al-Hudayada.

De igual modo, pidió a la parte saudí y sus aliados que acatasen el cese de hostilidades y eliminasen los obstáculos para la aplicación del Acuerdo de Estocolmo.

Las declaraciones del presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení se produjeron después de que, en la misma jornada del miércoles, el portavoz de las Fuerzas Armadas yemeníes, el general Yahya Sari, informó de que aviones de guerra saudíes lanzaron 15 misiles contra zonas residenciales en Al-Hudayda.

La situación de la ciudad de Al-Hudayda no es fácil. Los agresores saudíes y sus mercenarios o deben aceptar la paz y respetar la aplicación total del Acuerdo suscrito en Estocolmo (la capital sueca) o deben esperar el infierno”, advirtió el presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi.

 

El Acuerdo de Estocolmo, el primer avance significativo en los esfuerzos de paz en Yemen, forma parte de las medidas para crear confianza y allanar el camino hacia una tregua más duradera en el país más pobre del mundo árabe; sin embargo, este pacto, en reiteradas veces, ha sido violado por Arabia Saudí y sus aliados.

Sin embargo, este proceso de construcción de confianza entre las partes involucradas en el conflicto yemení está sufriendo duros reveses, después de que en los últimos días, los mercenarios, apoyados por Arabia Saudí, han roto de forma sistemática el cese el fuego en la ciudad de Al-Hudayda.

Arabia Saudí está a las puertas de empezar el cuarto año de guerra contra Yemen, que inició con el objetivo de restaurar en el poder a Abdu Rabu Mansur Hadi y hacer retroceder a Ansarolá, que goza del apoyo del pueblo yemení.

En un informe publicado el pasado 11 de diciembre por el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés) se cifra en más de 60 000 los civiles muertos en la agresión iniciada en marzo de 2015 por Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen.

mkh/ncl/ftn/hnb

Comentarios