• Coches blindados pertenecientes a los mercenarios apoyados por Arabia Saudí en la ciudad yemení de Al-Hudayda.
Publicada: martes, 18 de diciembre de 2018 2:05
Actualizada: martes, 18 de diciembre de 2018 10:13

A pesar de la entrada en vigor del acuerdo de alto el fuego, los mercenarios de Arabia Saudí no han cesado las invasiones en la ciudad yemení de Al-Hudayda.

Según han informado los medios locales, se han registrado varios enfrentamientos entre las partes del conflicto yemení, pocos minutos después de que ha entrado en vigor la madrugada de este martes la tregua en esta ciudad portuaria, en el oeste de Yemen.

Conforme a los vecinos de la ciudad, aún se pueden escuchar ráfagas de disparos en los barrios orientales de Al-Hydayda, epicentro de los enfrentamientos entre los combatientes yemeníes y los milicianos y mercenarios afines al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi y que cuentan con el apoyo omnímodo de Arabia Saudí y sus aliados.

Por su parte, el portavoz de las Fuerzas Armadas yemeníes, el general Yahya Sari, ha indicado que los aviones de combate liderados por Arabia Saudí han realizado en las 48 horas 79 ataques aéreos contra distintas provincias del país, entre ellas, Al-Hudayda, según informa la agencia local SABA.

Estos ataques tienen lugar tan solo días después de que el movimiento popular yemení Ansarolá y los milicianos afines a Mansur Hadi, tras una semana de negociaciones de paz en Suecia, acordaran un alto el fuego en toda la provincia de Al-Hudayda, así como la retirada de las tropas extranjeras de la disputada ciudad portuaria del mismo nombre.

 

El vocero del Ejército yemení, no obstante, ha resaltado que los combatientes yemeníes tienen el derecho de defenderse ante cualquier escalada militar de la llamada coalición saudí contra su territorio.

Arabia Saudí cuenta con el amplio apoyo de EE.UU. en la agresión que lidera desde hace más de tres años y medio en Yemen. Por esta misma razón, muchos organismos pro derechos humanos responsabilizan directamente a Washington de esta guerra “genocida” y estúpida.

La tregua alcanzada sobre Al-Hudayda, no obstante, se considera una gran victoria para las fuerzas de Ansarolá, especialmente después de que Arabia Saudí y su aliado estadounidense hicieran todo lo que estuvo en sus manos para bloquear y atacar la citada urbe con el fin de poner de rodillas al pueblo y a los combatientes yemeníes.

myd/ktg/ahn/hnb

Comentarios