• El presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat, da un discurso por televisión, 13 de octubre de 2018.
Publicada: sábado, 13 de octubre de 2018 17:29
Actualizada: domingo, 14 de octubre de 2018 21:00

El presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat, llama este sábado a los yemeníes a luchar contra los enemigos.

“Nosotros instamos a todos a seguir en el frente contra los enemigos”, ha dicho Al-Mashat a los yemeníes en vísperas de la conmemoración de la Revolución de 14 de octubre de 1967 de Yemen.

Tras precisar que la Revolución de 14 de octubre aumentó el aguante de los yemeníes, Al-Mashat precisa que la campaña militar liderada por Arabia Saudí no ha logrado ninguno de sus objetivos después de más de tres años de guerra contra el pueblo yemení.

Arabia Saudí y sus aliados lanzaron en marzo de 2015 una campaña militar contra Yemen para restaurar en el poder al expresidente prófugo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi.

“Los enemigos ya erraron todos sus cálculos y ahora apuestan por la hambruna y la devaluación de la moneda yemení para tratar de destruir lo logrado con nuestras victorias”, ha recalcado.

Nosotros instamos a todos a seguir en el frente contra los enemigos”, arenga a los yemeníes el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat, porque “Los enemigos ya erraron todos sus cálculos y ahora apuestan por la hambruna y la devaluación de la moneda yemení para tratar de destruir lo logrado con nuestras victorias”, añade.

 

A su juicio, los enemigos no comprenden todavía que los mártires pertenecen a cada una de las familias yemeníes, y eso convierte a todos los yemeníes en una familia unida.

Al-Mashat asegura que los enemigos nunca podrán acabar con el levantamiento de los yemeníes ni obstaculizar el progreso del pueblo.

También ha instado a EE.UU y al Reino Unido a corregir sus posturas. “Reiteramos nuestro derecho a perseguir a todos los involucrados en la guerra”, ha indicado.

Hasta ahora, la mayoría de países occidentales no solo han guardado silencio ante las atrocidades saudíes, sino que han continuado firmando millonarios acuerdos de venta de armas. 

En los últimos años, tanto el Reino Unido como los EE.UU. han ganado más dinero que nunca vendiendo armas a Arabia Saudí. Los activistas humanitarios denuncian que tales acuerdos millonarios no solo corresponden a equipos militares, sino que suponen la aceptación de la política de Riad, pese a su belicismo.

Las Naciones Unidas han llamado una y otra vez al régimen de los Al Saud a poner fin a esta “estúpida guerra” que ha dejado más de 11 000 muertos y cerca de 23 000 heridos, de acuerdo con el balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad de Yemen.

alg/rba/nii/

Comentarios