• Mohamad Abdel Salam, portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá
Publicada: viernes, 22 de mayo de 2015 8:23
Actualizada: viernes, 22 de mayo de 2015 10:32

El movimiento popular yemení Ansarolá no acepta el desarme y el retiro de sus fuerzas de las regiones de Yemen como una condición para asistir a la conferencia sobre Yemen, prevista para el próximo 28 de mayo, en la ciudad de Ginebra, Suiza.

Resistiremos con todas nuestras posibilidades ante el enemigo y defenderemos nuestra dignidad, precisó el portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdel Salam.

Sino “un acuerdo de paz y la contribución política” incluyen los principios necesarios para abrir las negociaciones, enfatizó el portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdel Salam, en alusión a la condición planteada por el ex primer ministro yemení Jaled Bahah.  

Abdel Salam, que hizo estas declaraciones durante una entrevista concedida el jueves a la cadena libanesa Al-Mayadeen, criticó la continuación de las agresiones de Arabia Saudí contra el pueblo yemení e hizo hincapié en que “esta situación no permite sentarse a la mesa de diálogo”.

El vocero puso de relieve que el movimiento popular está listo para asistir a las próximas conversaciones de Ginebra auspiciadas por la Organizaciones de las Naciones Unidas sobre la crisis yemení sólo si el régimen saudí pone fin a sus ofensivas militares contra la nación yemení.

Subrayó también que Ansarolá no ha pedido al régimen de Al Saud ni a ningún país que participe en esta conferencia ya que se trata de un asunto exclusivamente de los yemeníes.

Abdel Salam, en repudio a la masacre de sus compatriotas, reprochó que mientras las fuerzas de este país -el más pobre de la Península Arábiga- atacan las bases y centros militares de Riad en las zonas fronterizas, las autoridades saudíes bombardean zonas residenciales y matan a civiles.

“Resistiremos con todas nuestras posibilidades ante el enemigo y defenderemos nuestra dignidad”, concluyó tajantemente el vocero de Ansarolá.

Entre los días 17 y 19 de mayo, Riad acogió rondas de diálogos políticos sobre Yemen. Los presentes en el evento, los líderes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por países árabes ribereños del Golfo Pérsico), entre otros, reiteraron su apoyo a la agresión saudí a Yemen y consideraron la revolución popular yemení como un “golpe de Estado”.

La denominada conferencia de paz para Yemen, con la presencia del prófugo presidente yemení y varios líderes árabes en Arabia Saudí. 17 de mayo de 2015

 

En esta línea, Ansarolá aseguró el martes que la denominada conferencia de paz para Yemen, celebrada en Riad, “carecía de relación alguna” con el pueblo yemení ya que ha estado completamente lejos de la actualidad de Yemen y las demandas de esa nación.   

De acuerdo con el miembro de Ansarolá, esa conferencia solo abordó algunos ataques contra ciertas zonas de Yemen y corroboró el apoyo a la agresión saudí contra este país, por tanto, la declaración final de esta cita no tiene ningún valor para los yemeníes.

Ansarolá, añadió, pide a todas las facciones yemeníes involucradas en el conflicto participar en la conferencia de Ginebra sobre Yemen, bajo la supervisión de las Naciones Unidas.

El 26 de marzo, Arabia Saudí comenzó una ofensiva aérea contra Yemen sin el aval de las Naciones Unidas, pero con la luz verde de EE.UU., en un intento por restaurar en el poder al fugitivo expresidente Abdu Rabu Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad.

Arabia Saudí propuso un alto el fuego de cinco días que comenzó el pasado martes por la noche y expiró el domingo. Pese a que el propio régimen de Al Saud no respetó el alto el fuego, ONU solicitó su extensión, una petición que no recibió respuesta alguna.

Más de 3979 civiles han perdido la vida y más de 6000 han resultado heridos durante la campaña militar saudí.

msm/ncl/hnb

Comentarios