• Miembros de una tribu armada yemení
Publicada: domingo, 15 de febrero de 2015 12:17

Arabia Saudí ha congregado a los líderes de la tribu yemení Hashid y Al-Ahmar, además de varios otros grupos armados para luchar contra el movimiento Ansarolá, ha informado este domingo la cadena yemení de noticias, Naba News Agency.

La fuente revela que el Gobierno de Riad ha creado “una campaña” anti-Ansarolá al aglutinar y armar a los wahabíes, tribus enemigas, para que luchen contra este movimiento.

Según la fuente, Ali Muhsin al-Ahmar, uno de los líderes de la tribu Hashid, la segunda mayor de Yemen, que escapó a Arabia Saudí después de que el control de Saná, capital yemení, cayera en el poder de los houthis, está cooperando con el régimen Al-Saud para conseguir sus objetivos.

La derrota de los grupos aliados a Arabía Saudí, ha adelantado la fuente, se debió a que Al-Saud no ofreció el respaldo requerido por las tribus salafíes armadas en sus combates con Ansarolá, y ahora, las autoridades saudíes planean retomar la capital yemení juntando a todos grupos armados contra los houthis.

Arabia Saudí incrementó sus medidas hostiles y conspiratorios contra Ansarolá días después de que este movimiento anunciara el pasado 7 de febrero la creación de un Consejo Presidencial para dirigir el país tras la dimisión del presidente Abdu Rabu Mansur Hadi.

Las autoridades saudíes temen el reforzamiento de la posición de los houthis en Yemen y no escatiman ningún esfuerzo para interferir en los asuntos internos del país vecino, tales como equipar a Al-Qaeda, que ha perdido en el último año mucho terreno ante los combatientes chiíes.

El líder de Ansarolá, Abdul-Malik al-Houthi, denunció el sábado la implicación de ciertos países en la crisis política en su país y aseguró que el Consejo Presidencial podría dejar sin efecto las conspiraciones extranjeras y acabar con el vacío de poder en Yemen.

 

mjs/ctl/msf

Comentarios