• El ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Jorge Arreaza.
Publicada: lunes, 11 de enero de 2021 10:37
Actualizada: sábado, 16 de enero de 2021 1:08

El canciller venezolano denuncia las injerencias de EE.UU. al apoyar una sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la disputa por el Esequibo.

A través de un mensaje emitido en la red social Twitter, el ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Jorge Arreaza, denunció el domingo la participación cómplice de EE.UU. en la conspiración que pretende arrebatarle el territorio de la Guayana Esequiba a Venezuela, afirmando que esta medida busca expoliar los recursos del país a favor de las grandes transnacionales.

“Repudiamos esta grave amenaza a la Paz y la seguridad de Nuestra América Latina y Caribeña, Zona de Paz. Llamamos a la Unión Nacional en la defensa monolítica de nuestros derechos históricos y el rechazo al intervencionismo imperialista. ¡El sol de Venezuela nace en el Esequibo!”, subrayó Arreaza.

El canciller venezolano respondió, de esta manera, a las declaraciones hechas el domingo por el subsecretario estadounidense de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, en apoyo a la decisión de la CIJ sobre el tema de la frontera territorial entre Guayana y Venezuela.

De hecho, el pasado 18 de diciembre, la Corte Internacional de Justicia se declaró competente para juzgar la validez del laudo arbitral de 1899 que estableció la frontera entre las dos naciones.

Esta decisión fue rechazada por Venezuela, cuyo presidente, Nicolás Maduro, pidió el pasado jueves a António Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), reanimar con urgencia el diálogo entre su país y Guyana.

HISTORIA DE LA CONTROVERSIA

Desde hace más de un siglo, Venezuela y Guyana, que antes era una colonia del Reino Unido, se disputan un territorio de unos 159 mil kilómetros cuadrados. En 1897, Venezuela y el Reino Unido firmaron un tratado en el cual se comprometían a resolver el problema limítrofe mediante arbitraje internacional, que, no obstante, falló a favor del Reino Unido, ya que la representación de Venezuela había quedado en manos de EE.UU.

Las tensiones aumentaron en 2015, después de que la petrolera estadounidense Exxon descubriera un importante yacimiento en la parte marítima del territorio reclamado. Guyana pidió el 29 de marzo de 2018 a la CIJ que resolviera el conflicto, dos meses después de que Guterres derivara a esa corte la disputa fronteriza.

Entretanto, el Gobierno venezolano nunca ha reconocido la soberanía de Guyana sobre la zona y asegura que la controversia debe ser resuelta en el marco del Acuerdo de Ginebra de 1966, que prevé una solución negociada.

nkh/fmk/mkh