• Una sesión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la ciudad de La Haya (Países Bajos).
Publicada: sábado, 19 de diciembre de 2020 7:00
Actualizada: sábado, 19 de diciembre de 2020 11:18

Venezuela rechaza que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se haya declarado competente para juzgar el diferendo con Guyana por la soberanía del Esequibo.

Venezuela rechaza la decisión de la Corte Internacional de Justicia […] Los Acuerdos de Ginebra son la única norma taxativa general bilateral vigente, aplicable para dirimir, mediante negociaciones amistosas, la controversia territorial”, reza un comunicado del Gobierno venezolano, que fue leído el viernes por el canciller Jorge Arreaza.

La decisión de la CIJ, determinada con 12 votos a favor y cuatro en contra, marca el futuro de una región limítrofe entre Venezuela y la República Cooperativa de Guyana en la que se han encontrado vastos yacimientos de petróleo.

Al respecto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, catalogó la medida de la CIJ de “infame” y en contra de los derechos del país y de “su Esequibo” y anunció que Caracas va a enfrentar la decisión en defensa de su territorio.

A su vez, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, aseguró que el país bolivariano jamás consentirá acción alguna que atente contra sus derechos legítimos sobre el Esequibo, y menoscabe la vigencia del Acuerdo de Ginebra.

Nunca hemos reconocido la jurisdicción de la Corte y mucho menos esta impresentable decisión al servicio de transnacionales petroleras”, afirmó en su cuenta de Twitter.

HISTORIA DE LA CONTROVERSIA

Desde hace más de un siglo, Venezuela y Guyana, que antes era una colonia del Reino Unido, se disputan un territorio de unos 159 mil kilómetros cuadrados. En 1897, Venezuela y el Reino Unido firmaron un tratado en el cual se comprometían a resolver el problema limítrofe mediante arbitraje internacional, que, no obstante, falló a favor del Reino Unido, ya que la representación de Venezuela había quedado en manos de EE.UU.

Las tensiones aumentaron en 2015, después de que la petrolera estadounidense Exxon descubriera un importante yacimiento en la parte marítima del territorio reclamado. Guyana pidió el 29 de marzo de 2018 a la CIJ que resolviera el conflicto, dos meses después de que el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, derivara a esa corte la disputa fronteriza.

El Gobierno venezolano nunca ha reconocido la soberanía de Guyana sobre la zona y asegura que la controversia debe ser resuelta en el marco del Acuerdo de Ginebra de 1966, que prevé una solución negociada.

ncl/ktg/mjs