• El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ofrece un discurso en Caracas, la capital, 12 de marzo de 2020. (Foto Reuters)
Publicada: jueves, 25 de junio de 2020 13:31
Actualizada: jueves, 25 de junio de 2020 16:22

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechaza el “insólito” informe de EE.UU. que descalifica el compromiso del país suramericano en lucha contra el terrorismo.

“Parece insólito que Estados Unidos pretenda acusar a Venezuela de no tomar medidas suficientes contra el flagelo del terrorismo”, afirmó el miércoles Maduro a través de un comunicado publicado por la Cancillería venezolana.

En un informe sobre terrorismo en el mundo, el Departamento de Estado de EE.UU. acusó en la misma jornada a Venezuela de mantener un “ambiente permisivo” con diferentes grupos terroristas, una denuncia que también hizo extensiva a Cuba.

Venezuela señaló que cumple con sus compromisos internacionales en materia de combate contra el terrorismo y aseguró que tiene al mundo por testigo de que es firmante de los tratados de paz y garante de su cumplimento, como consta en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

El documento reza que Venezuela continuará denunciando ante todas las instancias internacionales relevantes, los distintos intentos de Estados Unidos de sembrar terror y conmoción en la población venezolana, con el fin de derrocar al Gobierno legítimo y constitucional de Venezuela e implantar un tutelaje coordinado por los mismos actores violentos que representan los intereses estadounidenses.

 

También, resalta que prueba de la lucha contra el terrorismo se evidenció con las acciones ejecutadas hace dos meses al neutralizar el intento de una incursión marítima de terroristas en el país, en el cual participaban exmilitares estadounidenses que pretendían derrocar el Gobierno de Maduro.

Venezuela dice que el documento de EE.UU. está lleno de “calumnias” que pretenden “descalificar” su compromiso contra el terrorismo y exige a EE.UU. que ponga fin a su arrogante práctica de pretender evaluar y calificar las políticas públicas de otros países.

Washington, desde que reconociera en 2019 al líder opositor Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela, ha intensificado su esfuerzo para derrocar a Maduro y para lograr este motivo ha tomado diferentes acciones: desde restricciones de visados a funcionarios venezolanos, sanciones contra empresas de petróleo, tratar de “asesinar” y secuestrar al presidente chavista, y hasta amenazar con usar la fuerza militar en Venezuela.

nkh/rha/hnb/rba