• Las tensiones en el mar Mediterráneo siguen a un ritmo creciente
Publicada: sábado, 29 de agosto de 2020 7:07
Actualizada: sábado, 29 de agosto de 2020 7:54

La Unión Europea (UE) se abre a ampliar las sanciones contra Turquía si fracasa el diálogo con Grecia sobre el conflicto de aguas.

La escalada de tensión que protagonizan Grecia y Turquía en el Mediterráneo Oriental por la disputa de una zona marítima rica en hidrocarburos ha disparado las alarmas en la UE.

El alto representante del bloque, Josep Borrell, amenazó a Ankara con nuevas sanciones si no hay avances en el diálogo con Atenas sobre la crisis actual.

Borrell señala que la posible imposición de embargos sería discutida en la cumbre del bloque el 24 de septiembre.

No obstante, y con un tono más suave, la cancillería alemana hizo énfasis en la necesidad del diálogo para bajar la tensión.

Pero Turquía sigue firme. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una conversación telefónica, con el secretario general de la OTAN reiteró que continuarán protegiendo sus derechos e intereses en la zona en disputa.

En la misma línea, la cancillería del país pidió a la Unión Europea ser un mediador neutral en el conflicto con Grecia.

Grecia y Turquía, están en disputa sobre la extensión de sus plataformas continentales y sus fronteras marítimas en aguas del Mediterráneo oriental.

Los dos países han expresado su disposición al diálogo, pero no bajo un régimen de amenazas o condiciones previas.

mag/mkh