• Las tropas turcas y sus aliados en la ciudad fronteriza de Ras al-Ain, capital de Al-Hasaka, en el noreste de Siria.
Publicada: jueves, 20 de febrero de 2020 2:34
Actualizada: jueves, 20 de febrero de 2020 4:54

El Ejército de Turquía se ha retirado de tres de sus puestos militares en el noreste de Siria, según informan este miércoles medios locales sirios.

Las fuerzas turcas han abandonado sus puestos militares ubicados en las aldeas de Shabliya, Wasuda y Manyir, ubicadas en la ciudad de Tal Tamr, capital de la provincia de Al-Hasaka”, ha anunciado el portal web de la cadena de televisión rusa de noticias RT, en su versión en árabe.

Antes de salir de estas zonas, las tropas turcas han quemado el puesto de Manayir, han informado fuentes locales, citadas por el medio ruso.

RT descarta que el Ejército turco haya replegado sus tropas al territorio turco, indicando que es muy probable que Ankara haya desplegado estas fuerzas en la ciudad de Ras al-Ain, una localidad segura para el Ejército turco.

A pesar de que la retirada de las tropas turcas se ha producido en Al-Hasaka, el Gobierno turco, presidido por Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado la misma jornada que no abandonará sus puestos bélicos en la provincia de Idlib, donde 8 de 13 de sus puestos están rodeados por las fuerzas sirias.

De igual modo, este mismo miércoles Erdogan ha advertido que Turquía lanzará una ofensiva en Siria a menos que las fuerzas de Damasco retrocedan de Idlib antes de que finalice el presente mes de febrero.

“Estamos en la cuenta regresiva, estamos haciendo las advertencias finales”, ha afirmado Erdogan en un discurso transmitido por la televisión.

Actualmente, la provincia noroccidental siria de Idlib, último bastión de los terroristas, está en las garras de la Organización de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe), una alianza liderada por la rama siria de Al-Qaeda y apoyada por Turquía. 

Las Fuerzas Armadas sirias emprendieron en enero una masiva operación para recuperar los últimos reductos terroristas en Idlib y Alepo. El pasado 8 de febrero, los sirios liberaron la ciudad clave de Saraqib, situada en la encrucijada de las rutas internacionales M4 (Latakia-Alepo) y M5 (Damasco-Alepo).

Además, el pasado domingo el Ejército sirio retomó el control de un cinturón de localidades que rodean Alepo, la capital de la provincia homónima, garantizando así la seguridad de la segunda mayor ciudad del país árabe y facilitando la accesibilidad de las tropas sirias al campo de Idlib. 

Turquía, que apoya a grupos terroristas y los llamados rebeldes en Idlib, ha estado presionando para que el Ejército sirio detenga sus operaciones en dicha región, pero no ha conseguido materializar su objetivo, que no es otro que rescatar a las agrupaciones extremistas de esta gobernación siria.

mkh/anz/mrg

Comentarios