• Un cazabombardero rusos Sujoi Su-34 que participa en la campaña antiterrorista de Rusia en Siria.
Publicada: jueves, 19 de noviembre de 2015 18:57

Los últimos ataques masivos de la Aviación rusa ha causado "enormes pérdidas" en las filas del grupo terrorista EIIL (Daesh en árabe) en Siria, según fuentes militares rusas.

Debido a las grandes pérdidas y a la imposibilidad de enterrar a los terroristas, sus comandantes decidieron echar sus cuerpos en los pozos de desagüe”, ha sostenido este jueves Andrei Kartapolov, jefe adjunto del Estado Mayor ruso, informa la agencia rusa Interfax.

Debido a las grandes pérdidas y a la imposibilidad de enterrar a los terroristas, sus comandantes decidieron echar sus cuerpos en los pozos de desagüe”, afirma Andrei Kartapolov, jefe adjunto del Estado Mayor ruso.

De igual manera ha afirmado que los elementos takfiríes de Daesh se limitarían a evacuar a sus muertos y heridos cuando cae la noche, en un intento de ocultar sus muchas bajas y evitar ser blanco de los aviones rusos.

Al respecto, el alto rango militar ruso ha informado de que la mencionada banda takfirí ha reconocido públicamente la muerte de tres de sus jefes militares en los últimos bombardeos de la Aviación rusa en la ciudad siria de Alepo (noroeste).

Andrei Kartapolov, jefe adjunto del Estado Mayor ruso.

 

“Los terroristas han reconocido la eliminación, como resultado de los ataques aéreos de la aviación rusa, de los cabecillas militares Abu Nurlbagasi, Muhammad ibn Jairat y Al-Okaba, que operaban en la zona de Alepo”, ha detallado.

Según Kartapólov, la eficacia de los ataques aéreos rusos se calcula a partir de los datos de control objetivo proporcionados por los aviones y vehículos aéreos no tripulados.

“La destrucción de los objetivos más importantes se verifica adicionalmente mediante la comparación con los datos de la inteligencia espacial, y los datos sobre las pérdidas humanas entre los terroristas los recibimos de la parte siria”, ha agregado.

Entre los objetivos destruidos, ha proseguido, figuran puestos de mando, fábricas de explosivos, arsenales e infraestructuras petrolíferas, que se suman a los más de 200 blancos alcanzados el miércoles.

Rusia está llevando a cabo, a diario, decenas de incursiones contra Daesh y otros objetivos terroristas en Siria desde el 30 de septiembre, después de recibir una solicitud oficial del presidente sirio, Bashar al-Asad, al respecto.

Por ahora los ataques rusos en Siria, aseguran funcionarios rusos y sirios, han tenido éxito y mejores resultados que los ataques aéreos de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., que al parecer ha causado víctimas civiles más que cualquier otra cosa.

mpv/ktg/hnb

Comentarios