• Un caza chino Shenyang J-15 despega del portaaviones Liaoning.
Publicada: viernes, 2 de octubre de 2015 15:15

Los aviones de combate chinos se unirán a las operaciones aéreas rusas en Siria contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), ha asegurado este viernes el sitio israelí Debka File.

Citando fuentes militares y de Inteligencia, Debka File explica que Pekín ha avisado a Moscú de la disposición de los cazabombarderos Shenyang J-15 para sumarse próximamente a la campaña militar que Rusia inició en Siria el miércoles contra EIIL.

El mundo no puede mantenerse al margen y mirar con los brazos cruzados", dijo el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, en comentarios hechos el jueves por la noche sobre la crisis siria durante una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Los J-15, añade la fuente, despegarán desde el portaaviones chino Liaoning (CV-16), que según un informe interior de la misma página web israelí, atracó el 26 de septiembre en el puerto sirio de Tartus.

El portaaviones chino Liaoning.

 

Debka File recuerda que el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, declaró en la noche del jueves, en una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que "el mundo no puede mantenerse al margen y mirar con los brazos cruzados", en relación con la crisis siria.

"Este será un evento histórico para Pekín: su primera operación militar en el Oriente Medio. Además, se trata de la primera vez que se va a emplear el portaaviones Liaoning en condiciones de combate real", resalta la página israelí.

La web revela, por otra parte, que Irak y Rusia acaban de concluir un acuerdo para que la aviación rusa empiece a utilizar la base aérea de Al-Taqaddum, en Habaniya, 74 km al oeste de Bagdad, para bombardear las posiciones de EIIL en el norte de Irak y en el norte de Siria.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, afirmó el jueves que su país daría la bienvenida a ataques aéreos de Rusia contra Daesh en Irak.

Debka File destaca que las declaraciones de Al-Abadi se produjeron después de que Rusia, Siria, Irán e Irak acordaran la creación en Bagdad de un comité de coordinación en la lucha contra EIIL.

La violencia en Siria, desatada en 2011 por grupos terroristas apoyados desde el extranjero, ha causado la muerte de más de 240.000 personas, además de dejar más de 11 millones de desplazados.

kaa/mla/rba

Comentarios