• Sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria en Damasco, la capital.
Publicada: martes, 13 de abril de 2021 18:10

El Gobierno sirio responsabiliza a EE.UU. de los crímenes cometidos en el país árabe y le exige que cese su “guerra terrorista” de años.

En un comunicado publicado este martes, el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores ha denunciado, en duros términos, la postura de EE.UU. hacia Siria, manifestando que Washington lleva a cabo una “guerra terrorista” en suelo sirio, según recoge la agencia siria oficial de noticias, SANA.

El texto, en denuncia de las medidas coercitivas de EE.UU. contra Siria, exige a Washington que ponga fin a su ocupación y apoyo incondicional a los grupos terroristas en el campamento de Al-Rukban (sur).

La República Árabe Siria responsabiliza a la Administración estadounidense de las consecuencias de sus políticas criminales contra el pueblo sirio, y pide a EE.UU. que indemnice los graves daños y las significativas pérdidas que causaron sus acciones agresoras y de ocupación contra el pueblo sirio”, se lee en la nota.

 

El comunicado enfatiza, además, que el “terrorismo económico” y todas las acciones del país norteamericano contra Siria, como el robo de los recursos naturales del país, entre otras, buscan “consagrar la ocupación militar estadounidense de la región y asegurar que Israel controle los recursos de este pueblo”, destaca.

De igual modo, señala que el Gobierno de EE.UU., tanto el del expresidente Donald Trump como el del actual mandatario estadounidense, Joe Biden, recurre a diferentes tipos de intervención en el norte de Siria para brindar, aún más si cabe, su apoyo a las milicias allí presentes, como las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), y organizar ataques terroristas contra el pueblo sirio.

En esta misma línea, hace un llamamiento a los países miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) para evitar el “desprecio” de EE.UU. por el derecho internacional y los derechos legítimos de los pueblos a sus recursos.

EE.UU., al mismo tiempo que ayuda incondicionalmente a las milicias radicadas en Siria, sigue enviando convoyes militares a las zonas ricas en petróleo de dicho país, en concreto a la parte norte, entre otras medidas, poniendo como excusa la lucha contra el grupo terrorista Daesh.

El Gobierno de Damasco, presidido por Bashar al-Asad, denuncia, a su vez, el despliegue militar de EE.UU. en su suelo y asegura que el Ejército sirio expulsará a todas las tropas foráneas, incluidas las norteamericanas.

shz/anz/rba