• Un convoy militar turco cruza en una carretera en el norte de Siria, 25 de agosto de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de septiembre de 2020 9:08

Turquía envía nuevo convoy militar a la provincia siria de Al-Hasaka para luego atacar otras zonas nororientales de este país árabe, denuncian los sirios.

El convoy, compuesto por vehículos blindados y camiones llenos de armas y material logístico, entró el viernes al suelo sirio, a través de la ciudad de Ras al-Ain, fronteriza con Turquía y ubicada en Al-Hasaka, que está controlada por el Ejército turco, señaló la agencia local de noticias SANA.

Tras entrar al suelo sirio, los militares turcos, armados hasta los dientes, se dirigieron hacia las aldeas de Bab al-Jair y Davudia, “para luego atacar” a las localidades de Abu Rasin y Darbasia, ubicadas en la misma provincia, añade el medio, citando a fuentes locales.

“Las fuerzas de la ocupación turca enviaron a un convoy de vehículos militares y camiones llenos de armas y municiones (…) para ejercer hostilidades contra los civiles sirios en el campo norteño de Al-Hasaka”, publicó SANA.

 

El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), a su vez, anunció que unos 30 tanques y camiones turcos, transportando armas y material logístico, entraron el jueves a Siria a través del cruce fronterizo Kafr Lusin, en la provincia de Idlib (noroeste).

Según las últimas cifras de OSDH, Ankara ha enviado 6280 vehículos militares con miles de soldados turcos a este país árabe desde el alto al fuego del 5 de marzo, alcanzado entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan sobre Idlib.

El Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, ve bastante negativo el papel que desempeña Ankara en Siria, pues, las fuerzas turcas y los terroristas que apoyan atacan con frecuentemente a las tropas sirias que luchan para preservar la soberanía e integridad territorial del país árabe.

La Turquía de Erdogan, de hecho, llegó de una política exterior basada en la premisa “cero problemas con los vecinos” a no hay ningún vecino con el que no tenga problemas. Semejante giro político, que pasó de lazos pacíficos y amistosos con los vecinos a intervenciones militares o no militares, directas o indirectas, en Siria, Irak y Libia, recuerda la teoría de la “vuelta a la era otomana”.

ask/ktg/fmk/mjs