• Un vehículo militar estadounidense en la provincia de Al-Hasaka, noreste de Siria, 25 de abril de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 11 de mayo de 2020 23:58

Pese al rechazo de Siria, EE.UU. sigue adelante con el proceso de instalación de una nueva base militar en una zona rica en petróleo en la provincia Deir Ezzor.

Según informó el rotativo local Al-Vatan, las fuerzas estadounidenses, en el marco de consolidar su ocupación en Siria y saquear las riquezas de este país, han comenzado a establecer un recinto castrense en la zona de Al-Yazira en Deir Ezzor (noreste) y ya han desplegado refuerzos militares y logísticos allí.

Su objetivo, conforme al medio sirio, es bloquear el acceso del Ejército sirio y sus aliados rusos al campo petrolero más grande del país, el Al-Ramilan, situado en la provincia de Al-Hasaka.

Por su parte, el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) ha dado a conocer que, en los recientes días, las tropas estadounidenses han reforzado su base militar cercana al campo petrolero de Al-Omar, ubicado en el este de Deir Ezzor, tras la llegada de decenas de camiones con municiones, armas y otros suministros militares.

El OSDH ha reportado el envío de un gran número de soldados y fuerzas militares pertenecientes a la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), liderada por Estados Unidos, al campo petrolero de Al-Omar.

 

Pese al rechazo del Gobierno y el pueblo sirios a la presencia militar estadounidense en su país, EE.UU. tiene el control de varias posiciones en los campos de petróleo y gas de Siria, apoya a las milicias kurdas y actualmente ha desplegado fuerzas en 11 bases militares en Siria, cinco de estas se ubican en Al-Hasaka, cuatro en Deir Ezzor y dos en Al-Raqa.

Damasco, a su vez, ha reiterado siempre su determinación para liberar todas las partes del país árabe y ha exigido en reiteradas ocasiones la salida de las tropas ocupantes de EE.UU. de su país, además de denunciar la presencia ilegal de EE.UU. en su territorio y acusar a Washington de saquear flagrantemente los recursos naturales sirios, especialmente petróleo, ante el mutismo internacional.

Las Fuerzas Armadas sirias, apoyadas por los lugareños, así como el Ejército ruso, han hecho frente en múltiples ocasiones a los convoyes militares de Estados Unidos, impidiendo su paso en diferentes ciudades septentrionales como Al-Hasaka.

mrz/ncl/hnb