• Un convoy estadounidense en el cruce fronterizo iraquí-sirio, 21 de octubre de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 15 de diciembre de 2019 2:17

Estados Unidos envía un convoy, equipado con suministros militares y logísticos, a la ciudad de Al-Qamishli, en la provincia siria de Al-Hasaka (noreste).

El convoy de “las fuerzas de ocupación estadounidenses” partió de Irak con decenas de vehículos, entre ellos todoterrenos, camiones cisterna y ambulancias, para fortalecer sus posiciones en la zona de Al-Yazira, ubicada al este del río Éufrates, según ha reportado este domingo la agencia oficial siria SANA, citando a varias fuentes.

De acuerdo con el medio, este convoy es “el más grande en su tipo” que ha ingresado a los territorios sirios desde hace muchos meses.

Poco antes, un grupo de soldados de la Inteligencia de la Fuerza Aérea de Siria, encargado de la seguridad del Aeropuerto Internacional de la ciudad de Al-Qamishli, había impedido a otro convoy militar de EE.UU. seguir su camino en Al-Hasaka, una provincia siria conocida por sus pozos de petróleo.

 

Asimismo, a finales de noviembre, la televisión siria comunicó que las fuerzas estadounidenses habían desplegado decenas de vehículos militares cerca de los pozos petrolíferos de la ciudad siria de Al-Ramilan, situada en Al-Hasaka. Los efectivos norteamericanos realizaron patrullas en los alrededores de los campos de crudo de la zona.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció a principios de octubre que retiraría todas las tropas de EE.UU. de Siria, pero, el sueño de dominar el petróleo sirio, llevó al Departamento norteamericano de Defensa (el Pentágono) a informar oficialmente el despliegue de unos 500 soldados en el este de Siria, so pretexto de “proteger” los pozos de petróleo.

El 26 de octubre, las autoridades de Rusia revelaron, mediante imágenes satelitales, la implicación de EE.UU. en el contrabandeo del petróleo sirio e indicaron que ese trasiego supone para Washington un ingreso mensual que supera los 30 millones de dólares.

Trump ya ha asegurado que su país puede “hacer lo que desee” con el petróleo sirio, ya que “tiene el pleno control” de esos pozos de hidrocarburo.

tqi/ncl/rba

Comentarios