• El representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari.
Publicada: viernes, 15 de noviembre de 2019 2:50

El Gobierno de Damasco condena ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que EE.UU. realiza un robo a mano armada del petróleo de Siria.

El representante permanente sirio ante la ONU, Bashar al-Yafari, condenó en una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) celebrada el jueves el robo del oro negro sirio por Washington, un hecho que el organismo internacional ignora deliberadamente.

El diplomático sirio fustigó además la ilegal presencia militar de EE.UU. en el país árabe así como el apoyo brindado por el Gobierno estadounidense y sus aliados a las agrupaciones terroristas takfiríes.

“Esas fuerzas ilegales (…) saquean los recursos de Siria, y socavan los esfuerzos de Damasco en su lucha contra el terrorismo”, denunció Al-Yafari.

LEER MÁS: Al-Asad asegura que Daesh resurgiría bajo la dirección de EEUU

Washington y sus aliados deberían respetar la Carta y las resoluciones de las Naciones Unidas, que destacan la importancia de honrar la soberanía, independencia e integridad territorial de los países, agregó.

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, denunció a su vez la obsesión de Washington por el robo del petróleo sirio, un hecho que a su parecer demuestra el estilo nazi que persigue el presidente estadounidense, Donald Trump.

Esas fuerzas ilegales (…) saquean los recursos de Siria, y socavan los esfuerzos de Damasco en su lucha contra el terrorismo”, denunció representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, en rechazo a la presencia ilegal de las tropas estadounidenses en Siria.

 

“Una de las razones que llevó a (exdictador nazi Adolf) Hitler a atacar la (ya extinta) Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en la II Guerra Mundial era el petróleo. Hoy también Estados Unidos hace lo mismo y toma el camino de los nazis”, recordó el mandatario sirio.

A pesar del anuncio hecho en octubre pasado por Trump sobre la retirada militar de EE.UU., varios informes corroboran que Washington pretende mantener partes de sus fuerzas en Siria con la mirada puesta en los campos petroleros del país árabe.

LEER MÁS: EEUU mantiene militares en Siria para proteger campos de petróleo

La agencia turca de noticias Anadolu, señaló a principios de noviembre que Washington ha decidido construir dos bases militares en la provincia de Deir Ezzor (este de Siria), rica en petróleo.

En esta misma línea, el portal Global Research reveló en un informe publicado el jueves un nuevo complot de EE.UU. para prolongar el conflicto en Siria a pesar del pleno fracaso de sus políticas en el país árabe.

Según el medio, el nuevo plan estadounidense está basado en cuatro ejes: el primero es la ocupación militar estadounidense del “potencial económico” de Siria “rico en recursos”; el segundo en el “aislamiento diplomático” del Gobierno sirio; el tercero en imponer sanciones económicas contra Damasco y sus aliados; y el cuarto se enfoca en “impedir la ayuda a la reconstrucción y el retorno de la experiencia técnica a Siria”.

mnz/lvs/mjs

Comentarios