• El presidente de Siria, Bashar al-Asad, en una entrevista con los medios rusos Ria Novosti y Rossiya 24, 14 de noviembre de 2019.
Publicada: jueves, 14 de noviembre de 2019 15:41
Actualizada: sábado, 16 de noviembre de 2019 2:39

El presidente de Siria denuncia la obsesión de EE.UU. por el robo del petróleo sirio, lo cual a su parecer refleja el estilo nazi que persigue Donald Trump.

“Una de las razones que llevó a Hitler a atacar la (ya extinta) Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en la II Guerra Mundial era el petróleo. Hoy también Estados Unidos hace lo mismo y toma el camino de los nazis”, ha denunciado este jueves Bashar al-Asad en una entrevista con los medios rusos Ria Novosti y Rossiya 24.

Para Al-Asad, Trump como el exdictador nazi Adolf Hitler persigue una política basada en la “expansión y conquista” así como “violaciones del derecho internacional” que socavan los intereses de otras personas solo por el petróleo, ha agregado.

El mandatario sirio, de este modo, ha reiterado el rechazo de Damasco a los planes recientemente anunciados por la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, para supuestamente “proteger los campos petrolíferos del pueblo sirio”, pero en realidad para facilitar el robo del crudo sirio.

LEER MÁS: Imágenes de satélite: Rusia revela “bandidismo” de EEUU en Siria

Al desarrollar su postura, Al-Asad ha señalado que Estados Unidos es un “Estado establecido como un régimen político de gánsteres”, agregando que Trump no representa a su país, sino que es solo el “mero director ejecutivo de una corporación, un director detrás del cual hay un consejo de administración representando a las grandes empresas estadounidenses, compañías petroleras, fabricantes de armas, bancos y otros cabilderos, que son los propietarios reales del Estado”, añade.

Una de las razones que llevó a Hitler a atacar la (ya extinta) Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en la II Guerra Mundial era el petróleo. Hoy también Estados Unidos hace lo mismo y toma el camino de los nazis”, denuncia el presidente de Siria, Bashar al-Asad.

Por todo ello, ha indicado que el posicionamiento de la Administración de Trump respecto a los campos petroleros del norte de Siria es “resultado natural de la cúpula existente en el sistema estadounidense”.

Poco después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara en octubre que sacaría a todas sus fuerzas de Siria, salen a la luz numerosos informes que corroboran la vuelta a Siria de los soldados estacionados en Irak, con la mirada puesta en los campos petroleros del país árabe.

Hace días, una publicación de la agencia turca de noticias Anadolu, señaló que Washington ha decidido construir dos bases militares en la provincia de Deir Ezzor (este de Siria).

El presidente de Siria, en otra parte de su entrevista, ha hecho referencia a la muerte de exlíderes de los grupos terroristas EIIL (Daesh en árabe) y Al-Qaeda, Abu Bakr Al-Bagdadi y Osama bin Laden, respectivamente, asegurando que esos cabecillas extremistas “guardaban importantes secretos” y al mismo tiempo “su papel había expirado y tenían que deshacerse de ellos”.

LEER MÁS: Al-Asad asegura que Daesh resurgiría bajo la dirección de EEUU

El mismo motivo, ha proseguido el presidente, ha constituido el motivo del asesinato el lunes de James Le Mesurier, fundador de los llamados Cascos Blancos, una Organización No Gubernamental (ONG) humanitaria en Siria, pero a la que Damasco vincula con los terroristas.

Conforme a Al-Asad, la muerte de Le Mesurier, exoficial del servicio secreto británico MI6, ha sido obra de divisiones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. De acuerdo con el presidente sirio, Le Mesurier también pagó con su vida los secretos importantes que guardaba.

tqi/rha/rba

Comentarios