• Vehículo blindado estadounidense patrulla cerca de un pozo petrolífero en el noreste de Siria, 6 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 8 de noviembre de 2019 6:08
Actualizada: viernes, 8 de noviembre de 2019 7:31

El Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) asegura que sus fuerzas seguirán controlando los pozos petroleros en Siria pese a denuncias mundiales por robo.

En declaraciones realizadas el jueves, el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, justificó el control de yacimientos petrolíferos por EE.UU. en el territorio sirio. “EE.UU. no se está beneficiando de todo esto, las ganancias están volviendo a las FDS (las milicias kurdo-árabes Fuerzas Democráticas Kurdas)”, explicó.

Tras dar a conocer el pasado 6 de octubre la retirada de militares norteamericanos del noreste de Siria, el presidente de EE.UU., Donald Trump, revertió más tarde esta decisión al ordenar que un “pequeño número de soldados” permaneciera en el país árabe “en áreas donde hay petróleo”.

Justificando esta polémica decisión que prescinde del consentimiento de Damasco, Hoffman agregó que el plan es dar a los kurdos en la región “una fuente de ingresos y la posibilidad de aumentar el poder en su campaña militar contra el EIIL (Daesh, en árabe)”.

LEER MÁS: Fotos y Vídeo: Fuerzas de EEUU en campos petrolíferos de Siria

El vocero del Pentágono añadió que los comandos desplegados cerca de campos de hidrocarburos en la provincia oriental de Deir Ezzor están autorizados para usar fuerza militar contra cualquiera que intente desafiarlos, incluidas las tropas rusas o el propio Gobierno sirio.

EE.UU. no se está beneficiando de todo esto (petróleo en Siria), las ganancias están volviendo a las FDS (las milicias kurdo-árabes Fuerzas Democráticas Kurdas)”, dijo el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman.

 

Las declaraciones de Hoffman contradicen a Trump, quien indicó claramente que el crudo de Siria pertenece a Washington. “Siempre lo dije: ‘Hay que conservar el petróleo’. Queremos resguardar el petróleo. ¿45 millones de dólares al mes? Conservemos el petróleo”. Señalaba el inquilino de la Casa Blanca, al tiempo que dejaba claro que su objetivo es el petróleo y que está dispuesto a pelear por él.

La ilegal medida de Trump ha desatado una ola de condenas no solo de Siria, sino de otros países como Irán y Rusia. Este último país reveló, mediante imágenes satelitales, la implicación de EE.UU. en el contrabando del oro negro del país levantino.

LEER MÁS: Irán y Rusia, contrarios a que EEUU saquee el petróleo de Siria

Desde el propio país norteamericano, expertos en temas jurídicos han advertido de que no hay ningún argumento legal sólido para justificar que Washington se quede en Siria por el petróleo.

Siria sufre desde 2011 un conflicto armado que provocaron grupos terroristas y bandas armadas patrocinadas, según denuncia Damasco, por Arabia Saudí, EE.UU., y algunos países europeos. Los expertos estiman que la producción petrolera siria ha descendido en la actualidad de 400 000 barriles diarios a unos 80 000.

Los recursos naturales, sobre todo el petróleo y el gas, serán una herramienta imprescindible para la recuperación del país levantino tras el demoledor conflicto. En 2018, el presidente Bashar al-Asad estimaba que la reconstrucción podría costar a Siria unos 400 000 millones de dólares en una tarea que tardaría entre 10 y 15 años para terminarse.

mjs/ktg/nkh/hnb

Comentarios