• Vídeo: Fuerzas rusas patrullan norte de Siria tras salida de EEUU
Publicada: viernes, 18 de octubre de 2019 21:50
Actualizada: sábado, 19 de octubre de 2019 3:21

Un convoy de vehículos blindados de la Policía militar rusa entró en la ciudad de Manbij, sita en el norte de Siria, de donde se retiraron fuerzas de EE.UU.

Medios rusos publicaron el jueves fotografías y vídeos en los que se puede ver cómo la Policía militar rusa circula en la autopista M4, a las afueras Manbij (en el norte de la provincia septentrional de Alepo), una ciudad de mayoría kurda, ubicada cerca de la frontera con Turquía. Los militares rusos ingresaron después en esta ciudad, donde fueron recibidos con alegría por los lugareños.

Turquía consideraba esta carretera como una parte clave de su llamada “zona segura”, que iba a crear tras el inicio de su invasión del noreste sirio el pasado 9 de octubre. Ankara anunció el jueves un alto el fuego de 120 horas y detuvo su agresión.

LEER MÁS: Cazas rusos ahuyentan a F-16 turco y frustran su ataque en Siria

El martes, el Ejército sirio se hizo con el control de las ciudades de Manbij, Tal Tamer, Tabqa y Ain Isa, situadas en el norte del país, cerca de la frontera turca, impidiendo que el Ejército de Ankara y sus aliados rebeldes progresaran en sus políticas expansionistas.

Policía militar rusa entra en la ciudad siria de Manbij.

 

Policía militar rusa desplegada en una carretera en Manbij, norte de Siria.

 

Desde el pasado día 15, las unidades militares están patrullando la frontera noroeste del distrito de Manbij, a lo largo de la línea de contacto entre las Fuerzas Armadas siria y turca.

El enviado presidencial ruso para Siria, Alexandr Lavrentiev, dejó claro que “nadie está interesado” en posibles choques entre las fuerzas sirias y turcas. Moscú “no va a permitir” tales combates, recalcó el diplomático ruso, al rechazar el operativo turco en el país árabe.

LEER MÁS: Siria no descarta una confrontación militar con Turquía

Por otro lado, medios de comunicación rusos informaron el martes de que las unidades del Ejército ruso tomaron las bases militares que habían abandonado las fuerzas estadounidenses, tras la orden del presidente de EE.UU., Donald Trump, de replegar los militares norteamericanos del norte de Siria.

La decisión de Washington de dar el visto bueno a la operación militar de Turquía llevó a sus antiguos aliados sobre el terreno, es decir los kurdos, a juntar fuerzas con el Ejército sirio.

mjs/ctl/mtk/mkh

Comentarios