• Vehículos del Ejército turco se dirigen hacia la frontera siria en la provincia turca de Sanliurfa,9 de octubre de 2019. (Fuente: AFP)
Publicada: jueves, 10 de octubre de 2019 8:25

Miles de miembros del grupo extremista Daesh podrían huir de las cárceles en Siria puesto que han quedado sin resguardo debido a la agresión de Turquía.

Funcionarios estadounidenses informaron el miércoles a la cadena local CNN que algunos miembros de las milicias kurdos sirias Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) habían dejado sus puestos de control en varias cárceles, donde mantenían prisioneros a integrantes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), y se habían dirigido hacia el noreste de Siria antes de que comenzara la ofensiva militar de Turquía.

Según las fuentes consultadas, las “cárceles venerables” de los kurdos sirios albergan a unos 11 000 a 12 000 extremistas de Daesh, que fueron capturados durante las batallas. De esta cifra, 2000 son de nacionalidad extranjera.

En medio de la creciente preocupación por la fuga de esos prisioneros, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alegó que algunos de los reos más peligrosos de la agrupación terrorista Daesh habían sido trasladados a zonas seguras.

Turquía bombardea una cárcel de terroristas de Daesh en Siria

El Centro de Coordinación y Operaciones militares de FDS reveló el miércoles que aviones militares turcos bombardearon ese mismo día una prisión en el norte de Siria donde se encontraban extremistas de Daesh.

La entidad militar de las FDS criticó el bombardeo turco, asegurando que Ankara buscaba “socavar todos los esfuerzos exitosos y avances” que lograron las fuerzas kurdas en su lucha contra los terroristas de EIIL.

Turquía comienza su ofensiva militar contra los kurdos en Siria

El miércoles, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció el comienzo de una agresión militar en el noreste de Siria, bajo el objetivo de neutralizar las amenazas terroristas contra Turquía y establecer una zona segura que contribuya al retorno de los refugiados sirios a sus hogares.

La ofensiva turca está dirigida contra los miembros de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) a las que considera terroristas. Hasta el momento, estos ataques han dejado ocho civiles sirios muertos y otros 13 heridos.

Ayer, la Cancillería de Siria advirtió de que el Gobierno de Bashar al-Asad está decidido a enfrentar cualquier agresión turca “por todos los medios legítimos”.

LEER MÁS: Damasco: ofensiva turca amenaza 30 % del patrimonio cultural sirio

Turquía ha lanzado dos operativos en el norte de Siria desde 2016, a pesar del férreo rechazo de Damasco. La última ofensiva, iniciada a principios de 2018, le permitió a Ankara y a los insurgentes que tiene por aliados apoderarse de Afrin, una ciudad en el norte de la provincia septentrional siria de Alepo.

mkh/ncl/mnz/hnb

Comentarios