• Buques rusos BSF Ropucha, de clase LSTM Tsezar, y Ropucha Azov 151 cruzan el estrecho del Bósforo rumbo a las costas sirias, 13 de junio de 2019.
Publicada: sábado, 15 de junio de 2019 0:35
Actualizada: sábado, 15 de junio de 2019 1:52

Rusia envía otro cargamento de armas y vehículos militares a Siria como parte del apoyo que le provee ante la inminente operación antiterrorista en Idlib.

El buque de carga BSF Ropucha de clase LSTM Tsezar Kunikov y el buque de aterrizaje de clase Ropucha Azov 151 de Rusia han cruzado esta semana el estrecho del Bósforo en el mar Mediterráneo rumbo a la base naval de Tartus, en el oeste de Siria, informa este viernes el portal de noticias Almasdar News, citando a Yörük Işık, fotógrafo y observador del aludido estrecho.

Además de los buques, agrega la fuente, dos aviones rusos de transporte pesado han comenzado a transferir una gran cantidad de equipos militares a la base aérea de Hmeimim, sita en la provincia siria de Latakia (oeste).

De acuerdo al informe, los aviones rusos Ilyushin Il-76 y Antonov An-124 han realizado 14 vuelos desde Rusia hasta el aeródromo de Hmeimim en las últimas tres semanas.

Los equipos y vehículos rusos se emplearán en la próxima operación del Ejército sirio y sus aliados para recuperar el control de la provincia norteña de Idlib, último feudo de los grupos armados y terroristas en el noroeste del país árabe, indica la fuente.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha resaltado esta misma jornada durante la 19.ª reunión del Consejo de Jefes de Estado de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), en Kirguistán, que la prioridad de Rusia en Siria es la eliminación total de los terroristas en Idlib, apoyados por EE.UU., el Reino Unido y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

A su vez, el jefe de la Diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, amenazó el lunes con una respuesta ‘aplastante’ a los terroristas en esta provincia siria, denunciando que ellos organizan sistemáticamente provocaciones contra el Ejército sirio, violando el alto el fuego acordado por Turquía y Rusia el 17 de septiembre de 2018.

El 29 de mayo, el viceministro de Asuntos Exteriores de Siria, Faisal al-Miqdad, anunció que su país estaba determinado a liberar la provincia de Idlib, desde donde los terroristas también suelen lanzar ataques y cohetes indiscriminadamente contra zonas pobladas por civiles. 

myd/ctl/ncl/mkh

Comentarios