• Una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), 10 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 4 de junio de 2019 6:34
Actualizada: martes, 4 de junio de 2019 7:16

Damasco insta al Consejo de Seguridad a condenar los ataques de extremistas contra civiles y responsabilizar a los países que apoyan el terrorismo en Siria.

En dos misivas enviadas al presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, la Cancillería siria reprobó el lunes los ataques de los grupos terroristas, patrocinados por ciertos Estados extranjeros, contra zonas residenciales en el país árabe.

“Siria exhorta al Consejo de Seguridad y al secretario general de las Naciones Unidas a que condenen inmediatamente y con los términos más enérgicos las agresiones de los terroristas que apuntan contra los civiles, y a que apoyen la lucha contra el terrorismo del Gobierno sirio”, se lee en las cartas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria denunció que ciertos Estados occidentales impiden que el Consejo de Seguridad asuma sus responsabilidades en condenar los ataques de los terroristas, lo que les alienta a estos últimos a seguir cometiendo crímenes contra el pueblo sirio.

Del mismo modo, rechazó “las noticias falsas” promovidas por EE.UU. sobre supuestos bombardeos del Ejército sirio y sus aliados contra los civiles en la provincia noroccidental de Idlib, último gran bastión de las bandas terroristas y armadas en el país árabe.

Siria exhorta al Consejo de Seguridad y al secretario general de las Naciones Unidas a que condenen inmediatamente y con los términos más enérgicos las agresiones de los terroristas que apuntan contra los civiles, y a que apoyen la lucha contra el terrorismo del Gobierno sirio”, se lee en dos cartas enviadas por la Cancillería siria al presidente del CSNU y al secretario general de la ONU.

 

La Cancillería siria dejó claro, no obstante, que tales declaraciones infundadas no podrán frenar la lucha antiterrorista de Damasco para restaurar la seguridad y la estabilidad y reconstruir las infraestructuras derruidas por los ultraviolentos.

A pesar de reiteradas advertencias de Damasco y Moscú, las agrupaciones terroristas siguen atacando a los civiles en Idlib y otras provincias norteñas de Siria. En respuesta, El Ejército sirio, apoyado por las fuerzas rusas, ha reforzado sus operaciones en los límites meridionales de Idlib para despejar el área de los extremistas que se han negado a abandonar la zona desmilitarizada, determinada en el acuerdo de alto el fuego alcanzado entre Turquía y Rusia el pasado 17 de septiembre.

Idlib es el último feudo de los grupos terroristas, en particular, del Frente Al-Nusra (ahora denominado Frente Fath Al-Sham), que, según diversos informes, recibe apoyos de EE.UU., el Reino Unido, Turquía y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

mnz/ctl/fmd/alg

Comentarios