• Una mujer siria desplazada de Deir Ezzor (este de Siria) camina con sus hijos en un campamento de refugiados, 8 de octubre de 2018. (Fuente: AFP)
Publicada: sábado, 13 de octubre de 2018 23:28

El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ha tomado este sábado como rehenes a 130 familias desplazadas en la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria.

El secuestro ha seguido a un ataque de los terroristas contra el campamento de refugiados Al-Bahra, situado en la orilla del río Éufrates, según el canal de televisión Al-Hadath, que cita a Shuvan al-Khaburi, representante de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por EE.UU.

Al-Khaburi también ha asegurado que los combatientes de las FDS se han enfrentado a los terroristas de Daesh y matado a unos 20 miembros de esta banda radical, además de brindar protección al resto de los refugiados del mencionado campamento sirio. 

Este informe ha sido confirmado por el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), según el cual, un número indeterminado de milicianos de las FDS perdió la vida en los enfrentamientos que duraron varias horas.

El campamento de Al-Bahra, ubicado en las cercanías de la ciudad de Hayin, ha sido blanco de reiterados ataques, que han lanzado los terroristas, aprovechando la escasa visibilidad debido a tormentas de arena en la zona.

De acuerdo con las Fuerzas Democráticas Sirias, unos 3000 integrantes de esta banda, en su mayoría extranjeros, están estacionados en los alrededores de esa ciudad, próxima a la frontera de Irak.

Zonas del este de Siria, concretamente Deir Ezzor, se han convertido en el campo de batalla del Ejército sirio que lucha contrarreloj para acabar con Daesh y recuperar las áreas aún ocupadas por los terroristas.

No obstante, en varias ocasiones, Estados Unidos y sus aliados han lanzado ataques contra las fuerzas sirias, dificultando de este modo las operaciones antiterroristas y posibilitando la permanencia de Daesh en Deir Ezzor. 

El Gobierno de Siria considera ilegal la presencia militar de EE.UU. en su territorio y denuncia que Washington, en realidad, busca fragmentar el país árabe y apoderarse de sus riquezas.

zss/ncl/mjs/mkh

Comentarios