• El presidente de Siria, Bashar al-Asad.
Publicada: jueves, 31 de mayo de 2018 6:02
Actualizada: jueves, 31 de mayo de 2018 7:34

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, ha asegurado que ni un solo un militar iraní murió en los recientes ataques del régimen de Israel contra Siria.

Al-Asad, en declaraciones durante una entrevista con la cadena rusa RT emitida en su totalidad este jueves, ha descartado la presencia de tropas iraníes en el territorio sirio y ha desmentido la información sobre la supuesta muerte de varios uniformados iraníes durante los recientes ataques perpetrados por el régimen de Tel Aviv.

“Decenas de sirios fueron martirizados y muchos otros resultaron heridos (durante los ataques israelíes) pero no hubo ni una sola baja iraní. En nuestro territorio no hay tropas iraníes, solo hay asesores iraníes que colaboran con el Ejército sirio”, ha afirmado el mandatario, quien ha tachado de sin fundamento la información sobre la supuesta presencia de soldados iraníes en las líneas del frente de batalla en Siria.

Al mismo tiempo, ha exigido la retirada de las fuerzas estadounidenses de Siria y ha arremetido contra Washington por dificultar, de manera significativa, las operaciones antiterroristas de las fuerzas sirias, señalando que los muchos ataques perpetrados por parte de EE.UU. y sus aliados contra las fuerzas sirias evidencian que la presencia de Estados Unidos en Siria no tiene beneficio alguno para este país árabe.

Decenas de sirios fueron martirizados y muchos otros resultaron heridos (durante los ataques israelíes) pero no hubo ni una sola baja iraní. En nuestro territorio no hay tropas iraníes, solo hay asesores iraníes que colaboran con el Ejército sirio”, ha afirmado el presidente sirio, Bashar al-Asad.

 

“Sin ayuda de EE.UU., y sin una intervención del exterior no habríamos tardado más que un año en resolver la crisis en Siria”, ha dicho Al-Asad, quien también ha advertido a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos, que si no entregan las zonas que controlan, pues, serán objetos de ofensivas por parte de las fuerzas sirias.

En la actualidad las FDS tienen el control de gran parte del este y norte de Siria y, al parecer, esta milicia kurdo-árabe no tiene planes para rendirse y entregar las zonas que controla al Gobierno central de Siria, hecho que también está dificultando las operaciones contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el este del territorio sirio.

hgn/lvs/mkh

Comentarios