• La oficina del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores.
Publicada: jueves, 11 de junio de 2015 9:53

Damasco pidió a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que adopte medidas serias contra Catar debido al apoyo que presta a los grupos terroristas en Siria.

A través de dos cartas idénticas dirigidas el miércoles al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), el Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria denunció el respaldo catarí a grupos armados.

En dichas misivas, la Cancillería siria reclamó medidas serias e inmediatas de estas instancias internacional en contra de patrocinadores de terroristas, que operan desde el 2011 en Siria para derrocar al Gobierno de Bashar al-Asad.

La Cancillería siria instó además a la ONU a atribuir la responsabilidad de apoyo al terrorismo a Catar, en una medida de represalia después de que Doha, en una medida similar, acusara a Damasco de utilizar armas químicas.

También la Diplomacia siria rechazó las acusaciones lanzadas en la carta de Doha, asegurando que tales alegaciones se realizan en el marco de los esfuerzos de Catar para encubrir su apoyo a las organizaciones terroristas.

Al calificar de “irónicas” las acusaciones sobre uso de armas químicas, la Cancillería siria recodó que el propio Gobierno de Damasco pidió una investigación sobre el empleo de cloro contra civiles inocentes sirios, condenado por el CSNU.

Sin embargo, según la carta, Catar, Arabia Saudí, Turquía y algunos otros países occidentales y regionales buscan difamar al Gobierno sirio a través del abastecimiento de materiales tóxicos a los terroristas.

En marzo de 2013, Siria pidió una investigación independiente sobre el uso de armas químicas por parte de grupos armados, apoyados desde el extranjero, en la ciudad noroccidental de Alepo con un saldo de al menos 25 víctimas mortales.

En diciembre de 2013, también, Siria solicitó voluntariamente su adhesión a la Convención sobre Armas Químicas (CAQ), hecho que convirtió al país árabe en el Estado miembro número 190 de la OPAQ.

Ataque químico en Guta, Siria, 21 de agosto de 2013

 

La misión conjunta de la OPAQ y la ONU han confirmado la cooperación del Gobierno de Damasco en la destrucción de sus arsenales químicos.

Mientras tanto, hay informes que aseguran que los grupos terroristas antigubernamentales son los que han estado detrás de los dos principales ataques químicos, que tuvieron lugar en Guta Oriental (cerca de la capitalina Damasco) y en la localidad norteña de Jan al-Asal en 2013.

Más de 215.000 personas han perdido la vida como resultado de la crisis en Siria mientras que 3,2 millones se han visto obligadas a refugiarse en otros países y 7,6 millones más se han desplazado dentro del territorio sirio.

nas/ktg/mrk

Comentarios