• El representante de Rusia ante la sede de la ONU en la ciudad suiza de Ginebra, Alexei Borodavkin.
Publicada: domingo, 13 de marzo de 2016 7:48
Actualizada: lunes, 14 de marzo de 2016 3:20

El representante de Rusia ante la ONU, Alexei Borodavkin, urge a la oposición siria a dejar de lado sus precondiciones poco realistas y su insistencia en la renuncia del presidente sirio, Bashar al-Asad.

“Los opositores sirios tienen que renunciar a su demanda de la salida inmediata de Al-Asad del poder (…) Rusia está preocupada por la insistencia de la oposición en hacer precondiciones poco realistas sobre la Presidencia en Siria”, considera Borodavkin, representante de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras organizaciones internacionales en Ginebra (Suiza).

Los opositores sirios tienen que renunciar a su demanda de la salida inmediata de Al-Asad del poder (…) Rusia está preocupada por la insistencia de la oposición en hacer precondiciones  poco realistas sobre la Presidencia en Siria”, considera Alexey Borodavkin, representante de Rusia ante la ONU y otras organizaciones internacionales en Ginebra (Suiza).

Por medio de un comunicado emitido el sábado, el titular ruso afirmó que se trata de unas precondiciones que, aparte de la imposibilidad de su aceptación, demuestran la falta de preparación de la contraparte para el inicio de diálogos intersirios y el logro de una solución para la crisis que azota el país desde 2011.

Asimismo, califica de “un chantaje totalmente inaceptable” las amenazas de Turquía de interrumpir los diálogos intersirios si una delegación de kurdos sirios asiste a los diálogos de Ginebra, previstos para mañana 14 de marzo.

En cuanto a las acusaciones de la violación de la tregua establecida en Siria por Rusia, Borodavkin indica que son declaraciones “infundadas” que buscan avivar las hostilidades en el país árabe.

Estas afirmaciones de Borodavkin responden a la insistencia de los opositores sirios y sus patrocinadores regionales y extrarregionales en la salida del presidente Al-Asad del poder.

Ayer sábado, Mohamad Alush, negociador jefe del denominado Alto Comité de Negociaciones (HNC, por sus siglas en inglés), quien, a su vez, es un dirigente del grupo terrorista Yeish al-Islam, recalcó que “el período de transición debe comenzar con la caída o la muerte de Bashar al-Asad”.

Esto se produjo después de que en la misma jornada el canciller sirio, Walid al-Moalem, advirtió que la suerte del presidente Bashar al-Asad es una “línea roja”, y Damasco no discutirá en las negociaciones de Ginebra sobre la Presidencia con la oposición ni con el enviado de la ONU.

Según el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, las negociaciones entre la oposición siria y el Gobierno de Damasco arrancarán el 14 de marzo en Ginebra y no se prolongarán más allá del 24 de marzo.

El conflicto en Siria ha dejado desde 2011 más de 270.000 muertos, en su mayoría civiles, según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) con sede en Londres (capital británica).

tas/ctl/msf

Comentarios