• Un japonés recibe una dosis de la vacuna contra el coronavirus en la Universidad de Aoyama en Tokio, 2 de agosto de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 26 de agosto de 2021 17:45
Actualizada: viernes, 27 de agosto de 2021 17:52

Japón suspende el uso de 1,63 millones de dosis de la vacuna estadounidense Moderna contra la COVID-19 tras hallar sustancias anómalas en uno de los lotes recibidos.

El Ministerio de Salud nipón ha declarado este jueves que la decisión se ha tomado después de que la empresa farmacéutica nipona Takeda, a cargo de la distribución y venta de la vacuna Moderna en el archipiélago nipón, hallara “sustancias anómalas” en un lote de viales empleados en uno de los puntos de vacunación en Japón.

Esta Cartera japonesa ha comunicado que se han confirmado sustancias extrañas desde el 16 de agosto en ocho sitios de vacunación y el socio japonés de la empresa estadounidense Moderna, Takeda Pharmaceutical, ha instado a las instituciones a no usar ninguna dosis con anomalías.

Un portavoz del Ministerio japonés ha afirmado que los tres lotes de vacunas retirados fueron producidos en una planta en España. En este sentido, la farmacéutica española Rovi, que envasa y finaliza las vacunas Moderna para los clientes de fuera de Estados Unidos, ha asegurado que está investigando la posible contaminación. 

 

Ante tal escándalo, Tokio ha decidido suspender el uso de los tres lotes de la vacuna Moderna recibida de la planta española ya que “no se puede descartar que exista un riesgo” relacionado con la contaminación.

Takeda ha solicitado a la empresa estadounidense Moderna que conduzca de forma urgente una investigación sobre el tema.

Además, Japón ha declarado que seleccionará de inmediato países alternativos para importar la vacuna tras la suspención de la vacuna estadounidense.

La suspensión supone un nuevo revés para la empresa estadounidense Moderna, cuyos socios sufrieron retrasos en la producción el mes pasado que interrumpieron el suministro a varios países, entre ellos Corea del Sur. 

El problema con los lotes de Moderna se suma a las dificultades de suministro que sufre Japón con las vacunas estadounidenses de Pfizer, la otra que está empleando en su campaña nacional de vacunación, y llega en un momento en el que el país afronta la cuarta y peor ola de contagios hasta la fecha.

Irán prohíbe importación de vacunas de EEUU por no ser confiables

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, prohibió la importación de vacunas contra el coronavirus fabricadas en Estados Unidos y el Reino Unido alertando que podrían servir para “contaminar” al pueblo irani.

“Está prohibido importar vacunas hechas en Estados Unidos o en el Reino Unido. No podemos confiar en ellos. No es imposible que quieran contaminar a otras naciones”, recalcó el Líder de Irán en un discurso en enero.

A su vez, el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami, subrayó el lunes que el país persa solo importará vacunas de países confiables, no de los productores de armas biológicas como EE.UU.

tmv/rba