• Según nuevos estudios, COVID-19, además de los pulmones y el corazón, también afecta el cerebro y podría envejecerlo hasta 10 años.
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2020 2:26

La COVID-19, además de en los pulmones y el corazón, también tiene un impacto grave en la función del cerebro y podría envejecerlo hasta 10 años.

Nuestros análisis se alinean con la opinión de que existen consecuencias cognitivas crónicas de tener COVID-19 [provocado por el nuevo coronavirus]. Las personas que se habían recuperado, incluidas las que ya no presentaban síntomas, presentaban importantes déficits cognitivos, afirmaron los investigadores del Imperial College London, en un comunicado emitido el martes.

En su trabajo, los investigadores intentaron evaluar cómo ejecutaba el cerebro de las personas afectadas por el coronavirus tareas como recordar palabras o unir puntos de un rompecabezas. Los tests utilizados por ellos se parecen a las pruebas que se usan para evaluar la capacidad del cerebro en enfermedades como Alzheimer.

Los déficits cognitivos fueron “de un tamaño de efecto sustancial”, particularmente entre las personas que habían sido hospitalizadas con COVID-19, y los peores casos mostraron impactos “equivalentes a la disminución promedio de 10 años en el desempeño global entre las edades de 20 a 70”.

 

Sin embargo, Derek Hill, profesor de ciencia de la imagen médica en el University College London, explicó que “es una pieza intrigante, pero inconclusa sobre los efectos del coronavirus en el cerebro”. Además, mencionó que los hallazgos del estudio no pueden ser enteramente fiables, porque no se habían comparado pruebas cognitivas hechas antes y después de la infección.

mrp/nii/