• Una abeja en una flor en un campo en la comuna de Saint-Philbert-sur-Risle, Francia, 24 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 2 de septiembre de 2020 18:38

Científicos revelan que el veneno de abeja es “extremadamente potente” para “destruir por completo las membranas de las células cancerosas en 60 minutos”.

Un estudio reciente del Instituto de Investigación Médica Harry Perkins y la Universidad de Australia Occidental ha descubierto que el veneno de abeja tiene la capacidad de matar las células del cáncer de mama, incluido el cáncer de seno triple negativo, que tiene pocas opciones de tratamiento.

Los científicos, que usaron el veneno de 312 abejas y abejorros en Australia, Irlanda y el Reino Unido para probar sus efectos en los subtipos clínicos de la enfermedad oncológica, encontraron propiedades anticancerígenas de la sustancia y de su principal componente activo, la melitina.

Los expertos sostienen que el veneno de abeja es “extremadamente potente” y puede inducir al 100 % de la muerte de las células cancerosas con efectos mínimos en las células sanas.

“Descubrimos que tanto el veneno de abeja como la melitina redujeron de manera significativa, selectiva y rápida la viabilidad del cáncer de mama triple negativo y las células de cáncer de mama enriquecidas con HER2 (...) Descubrimos que la melitina puede destruir por completo las membranas de las células cancerosas en 60 minutos”, señaló el martes la doctora Ciara Duffy, en un comunicado, recogido este miércoles en distintos medios.

 

Conforme al estudio, la melitina también tuvo otro efecto notable: en solo 20 minutos, redujo sustancialmente los mensajes químicos de las células malignas que son esenciales para el crecimiento y la división celular de las mismas.

ask/ncl/ftn/hnb