• El embajador ruso en EE.UU., Anatoli Antónov, ofrece un discurso en Washington D.C., 18 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 21 de junio de 2021 6:15
Actualizada: lunes, 21 de junio de 2021 7:20

El embajador ruso en EE.UU. manifiesta la disposición de Moscú a solucionar todos los problemas en medio de la tensa relación bilateral entre las dos potencias.

Anatoli Antónov, que fue llamado hace tres meses por el Kremlin para reevaluar los nexos con EE.UU. en medio de la escalada de tensiones entre ambos países, regresó el domingo a Washington D.C. (capital estadounidense), en virtud de un acuerdo alcanzado en la reciente reunión entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, en Ginebra (Suiza), donde los dos líderes abordaron reducir las divergencias bilaterales.

El diplomático ruso enfatizó en unas declaraciones ofrecidas la misma jornada que las partes tienen “problemas muy serios” por resolver. No obstante, resaltó que las autoridades de Rusia están “dispuestas al diálogo constructivo, a la solución de todos los problemas”.

Tras condenar los planes de Estados Unidos para imponer nuevas sanciones a Rusia, Antonov advirtió de que no es posible normalizar y estabilizar los lazos entre los dos países mientras que Washington sigue imponiendo sanciones contra Moscú.

¿Nuevas sanciones contra Rusia?

El diplomático ruso reaccionó, de esta manera, a unas declaraciones del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, quien había anunciado el mismo domingo la intención de Washington de imponer nuevas sanciones a empresas rusas relacionadas con la construcción del gasoducto Nord Stream 2, así como el caso del opositor ruso Alexei Navalni.

Las relaciones bilaterales entre Moscú y Washington se han deteriorado a su punto más bajo en las últimas décadas. Esta tensión se intensificó especialmente después de que Biden llamara “asesino” a Putin en una entrevista realizada en marzo.

Además, la tirantez entre los dos Estados se hizo evidente en abril, cuando la Administración estadounidense anunció sanciones contra 32 entidades e individuos rusos y expulsó a 10 funcionarios de la misión diplomática rusa, bajo pretexto de un ataque informático contra la empresa de programas informáticos SolarWinds y la interferencia en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2020.

A su vez, Rusia, que consideró infundadas las acusaciones de EE.UU., ordenó a 10 empleados de la legación estadounidense en Moscú (capital rusa) que abandonen el país e impuso sanciones a ocho altos cargos de Estados Unidos. También, recomendó que el embajador estadounidense en Moscú, John Sullivan, viajara para consultas a Washington D.C.

nkh/ctl/mrg