• El rompehielos ruso Ural en una ceremonia en el Astillero Báltico en San Petersburgo, 25 de mayo de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 13 de junio de 2021 9:46

Vladimir Putin asegura que Rusia ampliará la flota de buques rompehielos nucleares, lo que preocupa sobremanera a EE.UU., en medio de tensiones por el Ártico.

“Realmente tenemos la flota de rompehielos más poderosa, la flota de rompehielos nucleares más poderosa está en Rusia, y la estamos desarrollando. Vamos a construir varios rompehielos muy poderosos de próxima generación en un futuro cercano, incluido el ‘Lider’ [refiriénose al proyecto 10510 del buque Líder]”, señaló el presidente ruso, según recoge la agencia local de noticias Sputnik.

Con orgullo, destacó el mandatario ruso, en la actualidad, no existen rompehielos como el ‘Líder’ en el mundo “y nunca lo hubo”. Ese rompehielos, prosiguió Putin, podrá romper hielo de cualquier espesor, hasta de tres metros.

Además, dio a conocer que el país euroasiático está construyendo el tercer y el cuarto rompehielos en serie del Proyecto 22220, Yakutia y Chukotka, con entrega programada para el 2024 y el 2026, respectivamente.

 

Ya con anterioridad, Putin había indicado que el desarrollo de la flota de rompehielos rusa responde al plan de Moscú para aumentar exponencialmente los viajes de transporte marítimo por las vías del Ártico.

Moscú, junto a Pekín, busca abrir una nueva ruta estratégica comercial, denominada la Seda Polar, a través del océano Ártico, con visiones de que la vía transpolar abra una nueva frontera económica rica en petróleo y gas natural. Es más podría convertirse en un megaproyecto para contrarrestar la guerra comercial desencadenada por EE.UU.

El proyecto de desarrollo de Rusia en el Ártico va a la par con Estados Unidos, Canadá, Dinamarca y Noruega, los cuales también reclaman jurisdicción sobre partes del Ártico en momentos en que las capas de hielo se están derritiendo y se están abriendo nuevas rutas de navegación y exploración.

Entretanto, Estados Unidos ha estado barajando planes para arrendar un rompehielos pesado para aumentar su presencia en el Ártico, conforme admitió en mayo el comandante de la Guardia Costera estadounidense, el almirante Karl Schultz.

De acuerdo a informes, varios comandantes de EE.UU. han reconocido la falta del progreso del país ante la capacidad naval rusa y la falta de una estrategia clara del Departamento de Defensa (el Pentágono) para la región, especialmente en condiciones en que el derretimiento de hielos en la zona brinda oportunidades para establecer nuevas rutas comerciales.

tqi/ctl/mrg