• Cazas rusos modelo Su-35 en pleno vuelo.
Publicada: domingo, 23 de mayo de 2021 9:37
Actualizada: domingo, 23 de mayo de 2021 10:01

Un informe revela que la OTAN considera que la invasión de los países bálticos sería muy fácil para Rusia y eso le preocupa sobremanera.

La revista estadounidense The National Interest en el informe titulado: “El mayor miedo de la OTAN: La Fuerza Aérea rusa podría invadir fácilmente los países bálticos” subraya que la verdad es que Rusia es grande y los países bálticos son pequeños y demasiado débiles para defenderse sin la intervención del Occidente.

Además, Estonia, Letonia y Lituania tampoco podrían ofrecer una protección a las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que llegarían a la zona para ayudarlos, añade el documento publicado el sábado, citando un informe de un think tank (laboratorio de ideas) de Estonia.

La publicación resalta que los cazas que tiene el bloque militar occidental desplegados en la zona, a su vez, podrían proveer “una protección ligera” ante el poderío aéreo de la Aviación rusa.

“Rusia tiene unos 27 escuadrones aéreos en su distrito militar occidente, que comparte fronteras con los países bálticos, a eso suman los aviones estacionados en las regiones adyacentes, que podrían reforzar el poderío aéreo ruso en la región báltico”, reza el texto.

Los países bálticos, incapaces ante el poderío de Rusia

Ante el poderío de la Fuerza Aérea rusa, los países bálticos carecen de todo. Conforme a los expertos, hay unos escasez de misiles antiaéreos de medio y largo alcance, así como brechas de cobertura en los radares y problemas de interoperabilidad entre los sistemas aéreos de la OTAN y la región báltica, conocida con BALTNET, entre otros.

La región del mar báltico es escenario de tensión entre la Alianza Atlántica, liderada por EE.UU., y Rusia. Ellos siguen sin poder superar las tensiones que surgieron después de la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea a Rusia mediante un referéndum celebrado en 2014. De hecho, Washington y sus aliados en la OTAN han aumentado su presencia militar en Europa del Este, sobre todo, en los países bálticos y Polonia, recurriendo al pretexto de la amenaza rusa.

La OTAN, no obstante, reconoció en 2018 que, a pesar de todas las acusaciones contra Rusia y el aumento de las actividades de este país en la zona báltica, no hubo evidencia alguna de una agresión rusa a los países de dicha región.

ask/ctl/fmk