• El presidente ruso, Vladimir Putin (dcha.), su par francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana Angela Merkel en Francia, 9 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 21 de febrero de 2020 1:27
Actualizada: viernes, 21 de febrero de 2020 3:15

El presidente ruso, Vladimir Putin, enfatiza en la lucha antiterrorista en Siria en busca de una solución para “la situación humanitaria catastrófica” de la zona.

“Vladimir Putin resaltó la importancia de tomar medidas eficaces para neutralizar la amenaza terrorista, respetando los principios de soberanía e integridad territorial de Siria”, se lee en un comunicado publicado por el Kremlin el jueves.

Según el texto, Putin en una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, abordó la escalada de tensiones en Idlib (noroeste de Siria) provocado por “agresiones de grupos extremistas” contra las fuerzas del Ejército sirio y, también, civiles.

El mandatario de Rusia enfatizó en la necesidad de impedir consecuencias negativas para la población en el ámbito humanitario. A su vez, Macron y Merkel expresaron su disposición para contribuir a reducir las tensiones en el noroeste sirio y buscar una solución política a la crisis, por lo que sugirieron una reunión conjunta con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Asimismo, el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, informó que las partes expresaron su preocupación por “la situación humanitaria catastrófica” que vive en la provincia siria y llamaron a cesar de inmediato las hostilidades para garantizar el acceso humanitario a los necesitados.

 

Siria vive desde 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a bandas terroristas. A pesar de que en 2018, Rusia y Turquía acordaron crear en Idlib una zona desmilitarizada de 20 kilómetros entre el Ejército sirio y los grupos armados, pero las bandas extremistas apoyadas por Ankara, contra lo suscrito en dicho acuerdo, fortalecieron sus posiciones y llevaron a cabo ataques contra las fuerzas sirias y rusas.

Al ver que estos violaban constantemente el acuerdo, el Ejército sirio inició una operación contra los terroristas en Idlib y ahora se encarga de eliminar los últimos focos de resistencia de los extremistas.

El Gobierno de Damasco ha rechazado en varias ocasiones la presencia militar de Turquía en Siria y acusa a Washington y sus aliados de armar a los terroristas para impedir que el Ejército sirio retome el control del territorio y exige la total salida de las tropas extranjeras que no cuentan con el permiso de Damasco.

nkh/rha/mjs

Comentarios